La ciudad

Los costos de los taxis revelan un desfasaje superior al 80 por ciento

El último informe del Ente de la Movilidad marca esa diferencia entre mayo pasado y marzo de este año. La tarifa subiría un 30 por ciento.

Sábado 11 de Mayo de 2019

El último estudio de costos realizado por el Ente de la Movilidad (EMR) al servicio de taxis arrojó un desfasaje superior al 80 por ciento en un año. Un indicador que refleja el tremendo impacto en el incremento de los combustibles, costo laboral, repuestos y reposición de unidades, entre otras variables. Sin embargo, a partir del lunes se comenzará a debatir en el Concejo Municipal qué incremento aplicar a los pasajeros. Varias voces consultadas hablan de un 30 por ciento, en medio de un dilema que provocó la crisis: aumentar la tarifa podría profundizar la pérdida de viajes.

Las cifras hablan por sí mismas. En mayo 2018, el Ente de la Movilidad había identificado una bajada de bandera de 53 pesos y una ficha cada cien metros de 2,70 pesos.

A marzo de este año, la bajada de bandera arrojó un costo técnico de 75,25 pesos y la ficha 3,77 pesos. El contraste en menos de un año resulta notorio: un desfasaje promedio de un 80 por ciento, un guarismo que se ubica por encima de la inflación.

Ambos dictámenes técnicos, tanto el de 2018 como el de 2019 se ubican muy por arriba de los 43 pesos de bajada de bandera y de la ficha a 1,90 peso que se abona en la actualidad en el horario diurno. Pero a un año de su vigencia, su sostenimiento en el tiempo resulta un enigma.

Frente a esta realidad, algunos referentes parlamentarios y otros de la "familia taxista" asumen por lo bajo que habría que aplicar un aumento en la tarifa del orden del 30 por ciento, "al menos para que los costos no se sigan disparando y la tarifa quede muy atrasada en relación a esto". El lunes, varios referentes de los titulares de licencias acudirán a la comisión de Servicios Públicos del Concejo para comenzar las tratativas con los ediles.

Será un debate atravesado por la campaña política, las consecuencias de la crisis y un aval de los peones de taxi que verían en esta recomposición una suerte de "paritaria", ya que sus sueldos se calculan en base a una cantidad de fichas.

"Se han detectado valores muy importantes. El último estudio de costos se hizo en mayo del año pasado cuando se discutió el aumento. Las cifras preocupan, asustan y son un reflejo de lo que pasa en el país", consideró el titular del Ente de la Movilidad, Carlos Comi.

Según el funcionario, el salto entre mayo de 2018 y marzo de este año corrió en paralelo a la devaluación del peso con la escalada del dólar de 23 a 43 pesos.

"Al desgranar los ítems, los combustibles fue lo que más aumentó, también la amortización de los coches, los seguros para taxis, y los repuestos entre otras cosas", detalló Comi.

Con tasas de interés por encima del 70 por ciento, la financiación para la compra de un vehículo que actualice la flota de taxis resulta otro punto inquietante. "No estamos analizando prorrogar el vencimiento en la antigüedad de los autos (se admiten 10 años de vigencia de un cero kilómetro)", adelantó el funcionario del Ente.

La velocidad con la que se dispararon los insumos del servicio público eleva la polémica. El taxi carece de subsidios; y la tarifa deberá salir del bolsillo de los pasajeros.

El dilema anticipa una discusión en el Palacio Vasallo para consensuar hasta dónde subir para salir del ahogo financiero sin generar un efecto contraproducente. Se podría desdoblar el aumento a mitad de año y luego a fines de 2019. Por ahora, se escucha un porcentaje: 30 por ciento.

Las paradas de taxi están hoy pobladas de coches de alquiler esperando un viaje. Aguardan estáticos para ahorrar combustible. Así se acumulan largas filas tanto en la Terminal de Omnibus como en el centro rosarino.

"Esto refleja lo que ocurre en el país, es una situación realmente muy difícil", dijo Comi. Este estudio de costos fue girado al Concejo. Serán los concejales y los representantes de los taxistas los que discutirán cuál es el alcance de la suba que se puede aprobar. "Está claro que este porcentaje no se puede trasladar íntegramente a la tarifa, porque resentiría el servicio en un momento muy difícil", declaró Comi.

La pelota está ahora en el Palacio Vasallo. El edil peronista Eduardo Toniolli, quien integra Servicios Públicos, resumió: "Estamos abiertos a discutir. Hace un año no se tocan los valores y subieron todos los insumos. Esta actualización de alguna manera debe hacerse. Lo discutiremos al interior del interbloque".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario