La ciudad

La urbanización de Agroexport tendrá luz verde en febrero

La urbanización de Puerto Norte ingresará en una etapa clave cuando el mes próximo el Concejo Municipal apruebe el proyecto de ordenanza elaborado para los terrenos que hasta ahora ocupó Agroexport. Según detalló ayer la titular del programa municipal Centro Periferia, Cecilia Martínez, “todos los acuerdos están firmados” y sólo resta que los ediles aprueben el proyecto...

Martes 29 de Enero de 2008

La urbanización de Puerto Norte ingresará en una etapa clave cuando el mes próximo el Concejo Municipal apruebe el proyecto de ordenanza elaborado para los terrenos que hasta ahora ocupó Agroexport. Según detalló ayer la titular del programa municipal Centro Periferia, Cecilia Martínez, “todos los acuerdos están firmados” y sólo resta que los ediles aprueben el proyecto. El plan incluye la donación de unos terrenos que corren por atrás de la estación Embarcadero y permitirán empalmar las avenidas de la Costa y las Tres Vías.
  “El proyecto de ordenanza ya está listo y fue enviado al Concejo después de que se firmaron todos los acuerdos”, detalló Martínez. En el área confían en que en las primeras sesiones del cuerpo la ordenanza quede aprobada.
  A partir de entonces comenzará el verdadero proceso de urbanización, un megaproyecto que involucra 13 hectáreas donde, con una inversión de 7,5 millones de dólares, se levantará un complejo de viviendas, hotel, oficinas y una gran plaza pública.
  Además, como en todos los procesos de urbanización que se realizarán en Puerto Norte, también queda como obligación a cargo de los privados la ejecución de una importante obra pública.
  Entre otras, construir el “enlace entre las avenidas de la Costa y Tres Vías” y la segunda mano en esa última arteria, trabajos que —según explicó Martínez— compartirán los inversores de Agroexport con los de la Maltería y los futuros urbanizadores de los terrenos de Safac.
  La ambiciosa urbanización, de fuerte impacto sobre la costa central, no se atiene sin embargo a plazos perentorios. Los trabajos en las avenidas (como todas las obras públicas en el área) caben como obligación prioritaria de los inversores dentro de los primeros 5 años de iniciada las obras.
  Además, el plan incluye complejas intervenciones en edificios de valor patrimonial (viejos depósitos ferroviarios de ladrillo visto en estilo inglés) y una buena cantidad de nuevas construcciones: terrazas sobre la barranca, un paseo peatonal, viviendas, oficinas, un hotel y áreas gastronómicas. Toda lo que es inversión inmobiliaria para usos privados deberá completarse en una segunda etapa, también de 5 años.
  Aunque la urbanización en los terrenos de Servicios Portuarios (ver aparte) todavía no registra avances, la ordenanza para Agroexport empezará a “acortar los tiempos para que la transformación urbanística de la costa central sea una realidad”. apuntó Martínez.
  —¿El proceso de urbanización en Puerto Norte viene más lento que lo deseado?
  —No es que venga lento, sino que los todos procesos de urbanización son a largo plazo. Tiempos de 5 a 10 años son nada para los ciclos de una ciudad, pero para la ansiedad de ver las obras concretadas parecen mucho. En cambio, para el impacto que va a tener este sector en la ciudad, estos tiempos son nada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario