La ciudad

Intensificarán los controles en la costa central en los festejos navideños

La secretaria de Control y Convivencia instó a los rosarinos a no salir de sus casas. "La pandemia no terminó y no hay nada que festejar", destacó Labayru

Martes 22 de Diciembre de 2020

Los encuentros masivos en la costa central de Rosario representan unas de las principales preocupaciones que acarrea la Municipalidad de cara a los festejos navideños. Para delinear las características de los operativos que se implementarán en la noche de este jueves, hoy se desarrollará una importante reunión de la Mesa de Seguridad, en la sede local de gobernación, de la que participarán la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, y autoridades de la Unidad Regional II. En ese cónclave se decidirán los principales lineamientos que perseguirán los dispositivos en toda la ciudad. La funcionaria local destacó que se hará hincapié en las tareas de prevención y presencialidad, que serán acciones conjuntas con la policía, y advirtió que sanitariamente no es un momento para correr riesgos en los espacios públicos. “La pandemia no terminó y no hay nada que festejar”, remarcó Labayru.

En esta reunión habitual de los martes en esta ocasión los temas a tratar estarán vinculados a las fiestas de fin de año y a la conducta de los rosarinos en los espacios públicos. De acuerdo a lo trascendido, más de 120 agentes municipales participarán de los operativos durante la noche del jueves.

“La idea es que nadie se autoconvoque en ningún lado. La pandemia no terminó y esta no es una época de festejos”, resaltó Labayru para desalentar este tipo de convocatorias. “No hay nada que festejar. El mejor festejo es con el núcleo más chico de la propia familia, dentro de las casas”, enfatizó la secretaria.

La masividad traerá consecuencias muy malas para la salud de todos los rosarinos. En esos encuentros, los pibes pierden los controles y todos los cuidados sanitarios. En ese momento, con que uno solo tenga el virus, contagia a sus amigos y a miles de personas. La única manera de detener esa gran pelota es no salir”, alertó.

Y amplió su análisis: “Si no acatan las recomendaciones sanitarias, veremos las graves consecuencias 15 días después con los aumentos en los contagios de coronavirus”.

Labayru contó que ya mantuvo otras reuniones, junto a representantes del Ministerio de Seguridad de la provincia, para ir definiendo precisiones. “Ya tenemos la experiencia del año anterior y suponemos que se puede dar una situación similar, sobre todo en el espacio público. Este año hay que tener en cuenta que no habrá locales habilitados como confiterías bailables, por eso suponemos que habrá una gran convocatoria en los espacios públicos”.

En ese marco, admitió que “la costa central será uno de los ejes de todos los operativos que se realizarán en la ciudad”, pero de la misma manera remarcó que “también habrá operativos en los barrios, en lugares donde sabemos que se están haciendo convocatorias por las redes sociales”.

Detalles del operativo

Sobre la reunión de hoy, confió que “de ahí saldrán las características de los operativos que vamos a llevar adelante, la cantidad de personal, cómo se va a distribuir, los horarios y, además, en esta ocasión también tenemos que coordinar con los fiscales, porque hay restricciones sanitarias que impone la pandemia por el coronavirus y debemos pensar en conjunto cómo vamos a abordar tanta cantidad de gente en los espacios públicos”.

Y precisó: “En este momento hay un decreto vigente que no permite nada después de 1.30 y todavía no fue modificado por el gobernador para estas fiestas. Ese decreto se mantiene y el horario de referencia todavía es ese”.

Asimismo, la funcionaria explicó que las estructuras de control de la Municipalidad están listas para funcionar en cualquier margen de horarios, si el gobernador Perotti varía ese tope. “Nosotros nos preparamos para cualquier circunstancia. Vamos a tener presencia, en todos lados, toda la noche”, aseguró.

Labayru destacó además que “no se permitirá el consumo del acohol en la vía pública”, y puntualizó que “cómo será ese momento, se definirá junto a los fiscales en la Mesa de Seguridad. Ellos les darán las instrucciones a la policía para ver cómo se actúa”.

Más respetuosos

En relación a los encuentros en la ribera central, la secretaria de Control y Convivencia destacó que “en Rosario seguimos en pandemia, por eso no tenemos que estar en grupos masivos y siempre tenemos que tener los barbijos colocados”, enfatizó Labayru, quien advirtió que “debemos ser más respetuosos con la convivencia. No podemos llevar parlantes al espacio público, porque molestan mucho a los vecinos que viven en los alrededores y tienen derecho a descansar en determinado horario, por más que sea un día festivo. Nosotros vamos a velar por eso”.

Las acciones de control estarán direccionadas a que “no haya venta ni consumo de alcohol, porque en estos momentos surgen muchos oportunistas”. Y afirmó que “también haremos controles vehiculares y de alcoholemia”.

Labayru subrayó también que “los controles estarán en distintos puntos de la ciudad, no solo en la costa. Por eso vamos a trabajar mucho desde lo preventivo y desde lo presencial”.

En ese sentido, confió que trabajarán sobre las barandas. “Mucha gente se ubica del otro lado de la baranda que delimita la parte segura del espacio público. Algunos chicos se pasan del otro lado y corren mucho peligro en la barranca, más con la poca agua que tiene ahora el Paraná”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario