La Ciudad

El casino vuelve a abrir sus puertas con estrictos protocolos

Solo estarán habilitadas las máquinas tragamonedas. Habrá señalización para mantener el distanciamiento social

Viernes 11 de Diciembre de 2020

El casino City Center Rosario, de Oroño y Circunvalación, abrirá sus puertas este viernes a las 12, luego de casi nueve meses. Se impondrá un estricto protocolo para quienes acudan, con el objetivo de garantizar los cuidados requeridos en la pandemia.

La apertura se llevará adelante luego de que el gobernador Omar Perotti firmara el decreto que autorizara la actividad, el miércoles a la noche. La gerenta de márketing y comunicación, Romina Freijomil, aseguró que ya está “todo preparado” para recibir a los jugadores todos los días de la semana: de lunes a lunes.

Freijomil explicó que el casino funcionará con la mitad de la capacidad, es decir que se podrá llenar solo hasta el 50 por ciento, tal como lo indica el protocolo. A su vez, señaló que solo están habilitadas las máquinas tragamonedas. “No habrá mesas, ni paño, ni se podrá jugar al bingo”, aclaró.

Lugares señalados

La mujer comentó que para mantener el distanciamiento social, se colocó señalética específica en todos los espacios, indicando dónde se puede instalar cada persona. Además, estarán habilitadas una sola entrada y una sola salida, de manera tal de que la gente no se cruce al ingresar o retirarse.

En el ingreso se tomará la temperatura a cada persona, se comprobará el uso del tapabocas, se deberá firmar una declaración jurada y se solicitarán los datos para garantizar la trazabilidad. También se brindará alcohol en gel.

“Si la capacidad está colmada, la gente deberá esperar afuera, pero también en el piso se colocaran marcas para que en las filas se mantenga la distancia de dos metros”, acotó la gerenta.

>> Leer más: Los casinos solicitan permisos para operación online

Por otra parte, las máquinas serán sanitizadas cada vez que se terminen de usar. “Habrá un equipo de limpieza permanente que se ocupará de higienizar y pasar alcohol por todos los lugares”, indicaron desde el casino.

Ya dentro del casino, algunas máquinas funcionarán algunas separadas por un acrílico, en tanto que en los lugares, donde no exista esa separación, se habitará una cada dos.

Confiterías abiertas

Junto con el casino, abrirán sus puertas las confiterías que se encuentran en su interior y los negocios del gran hall del City Center. Algunas de las confiterías estarán preparadas para la consumición en el lugar y con el 30 por ciento de ocupación. A la vez, habrá otras que funcionarán con la modalidad “take away”, para que los visitantes puedan consumir mientras juegan.

En cuanto al estacionamiento, la gerenta de marketing confirmó que funcionará tanto el que es abierto como el cerrado. Para este último habrá una caja a la salida, con el objetivo de evitar que los transeúntes se crucen en ese lugar.

“El casino no funcionará con turnos, la capacidad será limitada y si está todo lleno, entrará una persona luego de que se retire otra”, destacó Freijomil, quien recordó que el lugar de juegos es para mayores de 18 años.

>> Leer más: Reabre el Casino de Victoria tras ocho meses sin actividad

También hoy abrirá el local de multirrubros que se encuentra en el hall y la heladería del mismo lugar.

City Center abrió, en una primera etapa, con el sector del Hotel Pullman, que ya está funcionando y, ahora, en esta segunda etapa comienza a funcionar el casino.

Restaurantes piden flexibilizar las medidas

El sector gastronómico volvió a reclamar que se permitan mesas con más comensales, aumento del factor ocupacional y extensión del horario de cierre de sus establecimientos.

A pocos días de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, los locales gastronómicos comenzaron a recibir consultas por reservas familiares, en grupo que exceden lo permitido.

Ante esto, los empresarios gastronómicos agrupados en la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario (Aehgar) exigieron al gobierno provincial que se permitan más comensales porque las familias no quieren pasar las fiestas en mesas separadas.

“Las restricciones están provocando que la gente rechace la opción de comer en un restaurante o en un bar optando por otros tipos de reuniones informales”, expresaron los gastronómicos en un comunicado.

Estamos perdiendo oportunidades, y esta restricción resiente el sostenimiento de la actividad gastronómica”, manifestaron.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario