Información Gral

"Vivo una gran pasión", dijo Vargas Llosa, en pareja con la mamá de Enrique Iglesias

Cercano a sus 80 años, el escritor peruano se confiesa "desconcertado" por la repercusión mediática que generó su relación con Isabel Preysler, madre del cantante español. 

Domingo 25 de Octubre de 2015

El escritor peruano Mario Vargas Llosa se declaró "inmensamente feliz" en una entrevista publicada ayer por el diario español El País, en la que reconoció que su vida privada ha sufrido "una especie de transformación muy profunda".

"Me siento muy ilusionado, reamente muy rejuvenecido, y tengo mucha esperanza de que en el futuro esto tenga un efecto no solo en mi vida privada, sino también, y fundamentalmente, en mi trabajo de escritor", explicó.

Cuatro meses después de conocerse su relación con Isabel Preysler, madre del cantante Enrique Iglesias, el autor de "La ciudad y los perros" se confesó "desconcertado" por la repercusión de la noticia y la "especulación periodística" en torno a ella.

"Tanto para Isabel como para mí ha sido muy, muy pesada en estos últimos meses", aseguró.

"Han seguido absolutamente a toda la familia, todo el mundo ha tenido que pagar un poco cosas que hacía yo. Una de las características de la vida presente es que la privacidad ha desaparecido", añadió.

Cerca de cumplir 80 años y de publicar nueva novela, bajo el título "Cinco esquinas", el Premio Nobel de literatura mira hacia el futuro.

"¡Quién iba a decir que iba a estar viviendo una gran pasión y organizando mi vida como si fuera a vivir eternamente!", exclamó.

"Espero que mi mejor libro sea el próximo que escriba, que no esté atrás sino por delante, que sea un desafío y que la muerte me pesque escribiendo mi mejor libro. Ese es mi gran sueño", aseguró.

Con "Cinco esquinas", un thriller que toma el título del nombre de un barrio de Lima, el escritor vuelve al Perú de los años 90 (ver aparte). Una de las caras de la historia es "una relación erótica muy fuerte", dijo Vargas Llosa. Sin embargo, el tema de la novela es el periodismo amarillo utilizado como "arma política".

Nuevo periodismo. "Ahora me ha tocado comprobar que el periodismo como espectáculo no solo está presente en el periodismo especializado en el escándalo, en la chismografía, sino que el periodismo más serio se contamina también por esa necesidad contemporánea de que el periodismo sea entretenido", dijo a cuento de su situación personal que reflejó la prensa.

Vargas Llosa insistió en que no tiene "talento natural" y que cuando comienza una historia siente "la misma inseguridad" e "indefensión" que cuando escribía sus primeros textos.

"Para mí nunca ha sido mecánico escribir (...), siempre me vuelco de una manera íntegra, total, en lo que trabajo", dijo.

En la entrevista, el literato también dedicó unas palabras a su amiga y editora Carmen Balcells, fallecida recientemente, a quien calificó de "fundamental" en su trabajo, en su vocación y en "la vida cultural y literaria" de España y de América Latina. Balcells fue considerada la agente literaria más trascendente en el mundo de las letras hispanas.

A los 95, murió la diva pelirroja Maureen O'Hara

La actriz Maureen O'Hara, la belleza irlandesa con cabello flameante que apareció en películas clásicas desde la conmovedora "Qué verde era mi valle", hasta la inspiradora "Miracle on 34th Street" y que tuvo conversaciones inolvidables con John Wayne en varias películas, falleció ayer a los 95 años.

Su mánager, Johnny Nicoletti, precisó que O'Hara murió mientras dormía en su casa en Boise, capital del estado de Idaho cercano a California (Estados Unidos).

"Falleció tranquilamente rodeada de su amorosa familia mientras celebraban su vida escuchando la música de su película favorita, «El hombre tranquilo»", dijo una declaración de su familia.

"Como actriz, Maureen O'Hara interpretó fortaleza y sensibilidad en todos los personajes que interpretó. Sus personajes eran enérgicos y valientes, como lo fue ella en la vida real. También era orgullosamente irlandesa y pasó su vida entera compartiendo su herencia y la maravillosa cultura de la isla Esmeralda con el mundo", dice una biografía familiar.

O'Hara llegó a Hollywood para protagonizar la cinta de 1939 "El jorobado de Notre Dame" y continuó con una larga carrera en la pantalla grande.

Durante el auge de su carrera en el cine, se convirtió en la "reina del technicolor" por el amorío de los camarógrafos con su cabello vívido pelirrojo, su piel pálida, sus ojos verdes y su naturaleza ardiente.

Después de sus inicios en Hollywood con "El jorobado de Notre Dame" y algunas películas menos importantes, interpretó a la joven hija hermosa en un drama conmovedor de 1941 sobre una familia minera de Gales, "Qué verde era mi valle", que ganó cinco premios Oscar, incluso el de mejor película.

Su primer esposo fue el director George Hanley Brown, a quien conoció mientras filmaba "Jamaica Inn". Cuando se mudó a Hollywood, él se quedó en Inglaterra y el matrimonio fue anulado.

En 1941, se casó con el director Will Price y tuvieron una hija, Bronwyn, en 1944. "El matrimonio fue un error terrible y nos divorciamos en 1952'', comentó. Permaneció soltera hasta su matrimonio con Charles Blair en 1968.

En la pantalla grande, O'Hara siempre interpretó a mujeres poderosas y obstinadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS