Información Gral

Un racista se sometió a dolorosas cirugías para quitarse los tatuajes

Bryon Widner fue líder de los Vinlanders, uno de los grupos más violentos de skinheads en Estados Unidos. Al casarse, salió a buscar trabajo y,  debido a los tatuajes racistas en su rostro, no se lo daban. Entonces decidió quitárselos mediante complejas y dolorosas estéticas.

Martes 01 de Noviembre de 2011

Bryon Widner no encontraba trabajo ni conseguía pasar página por culpa de las marcas de odio en su rostro.

Los tatuajes no son simples elementos decorativos, describen lo que una persona es o lo que una vez fue. Estas marcas en la piel pueden condicionar, e incluso, limitar el futuro. Esto es lo que descubrió el norteamericano Bryon Widner, que tras dejar atrás su pasado como líder racista y fundar una familia, descubrió que los tatuajes de su cara le impedían empezar de nuevo.

No hay trabajo para alguien que lleva marcas de odio en el rostro. Una dolorosa y larga cirugía lo liberó de sus tatuajes y su pasado. El camino no fue fácil.

Desesperado, sin seguro médico y dos niños, Bryon Widner y su mujer investigaron sobre la forma de eliminar tatuajes en la cara, sólo para descubrir que es una práctica muy peligrosa y que pocos médicos la practican. Además, era imposible de pagar. Winder llegó a plantearse aplicar ácidos sobre su cara para eliminar las marcas de un pasado que le tenía atrapado.

Ante esta situación, su mujer decidió ponerse en contacto con asociaciones que tratan a personas que formaron parte de grupos violentos y racistas. La historia de la familia les conmovió tanto que les prometieron que buscarían a un donante que quisiera pagar una operación valorada en 35 mil dólares. A los pocos meses una mujer anónima decidió ayudarles.

El tratamiento, a base de láser, fue largo y doloroso, pero tras 16 meses, la cara de Widner volvió a estar limpia: ni rastro de tatuajes. Tras años de sufrimiento, este padre de familia logró desembarazarse de un pasado marcado por el odio racial y conseguir un trabajo con el que mantener de forma digna a su familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario