Información Gral

Un chico murió al caer de un techo cuando practicaba parkour

El niño, de 12 años, se desplomó desde unos 15 metros en la ciudad pampeana de Santa Rosa cuando realizaba saltos acrobáticos, en un deporte extremo de moda.

Lunes 08 de Junio de 2015

Un chico de 12 años falleció al caer desde un techo en el predio de una ex fábrica de harinas en la ciudad pampeana de Santa Rosa mientras practicaba parkour, una disciplina calificada como deporte extremo, que consiste en desplazarse acrobáticamente por paredes, tapiales y distintos obstáculos presentes en el entorno urbano.

El hecho ocurrió el pasado viernes, pero la noticia recién se tomó notoriedad ayer a nivel nacional.

El niño, identificado como Pablo Damián Bruno, había ingresado al predio del Molino Werner y un encargado lo vio cuando ya estaba en las alturas, le pidió que descendiera porque podía lastimarse, pero el chico decidió continuar con la práctica del deporte extremo, de moda en países del primer mundo.

El niño cayó primero a una cornisa y luego al piso, desde 15 metros de altura, según se informó.

Según precisaron fuentes policiales de la Seccional Segunda de la capital pampeana a la prensa, el chico llegó solo al lugar en una bicicleta playera que había dejado atada con una cadena en las inmediaciones.

La tragedia. El secretario de Cultura de la Municipalidad de Santa Rosa, Miguel García, dijo a El Diario que el chico fue visto por el encargado -identificado como Roberto Fosaseca- mientras hacía una recorrida.

"Estaba haciendo una ronda, sintió un ruido y vio al pibe colgado de una cornisa. Le pidió que se bajara y no le hizo caso. Empezó a subir él mismo para tratar de convencerlo, sintió otro ruido y era que se había caído", detalló el funcionario.

"Escuchó otro ruido, de chapas y de palomas volando. Y después vio afuera el cuerpo caído del chico", aseguró Miguel García, el director de Cultura. La víctima, Pablo Damián Bruno, cayó desde 15 metros de altura.

Tras la tragedia, la policía cercó el sector luego del accidente y se hicieron presentes el médico forense y autoridades del municipio, entre ellos el intendente Luis Larrañaga, mientras que la investigación quedó a cargo del fiscal Máximo Paulucci. "Estamos muy apenados con lo sucedido. Nuestros cuidadores disuaden a los chicos que van a jugar pero algunos no obedecen y se dan situaciones que se van de las manos porque no tenemos el poder de disuasión de la policía", señaló García.

A raíz del hecho, el funcionario manifestó: "Evidentemente necesitamos tabicar las escaleras, cercar mejor el lugar y desde ya convocar a la policía".

El hecho ocurrió anteayer en el edificio que administra la municipalidad local. Las autoridades municipales pampeanas compraron el ex molino para abrir allí un centro cultural y un mercado comunitario.

Trascendió que el niño era aficionado al parkour (el arte del desplazamiento), una disciplina de origen francés que consiste en desplazarse por cualquier entorno, usando las habilidades del propio cuerpo, procurando ser lo más eficaz y eficiente posible y efectuando movimientos seguros.

Violencia de género en Santiago del Estero

Un hombre llegó ebrio a su casa en Santiago del Estero junto a una mujer y se acostaron en la misma cama donde dormía su ex mujer, quien le reprochó el accionar y por ese motivo fue salvajemente golpeada.

A cuatro días de la marcha de #NiUnaMenos, el hombre cometió un nuevo hecho de violencia de género en su casa del barrio Finca de Ramos, de la ciudad santiagueña de La Banda. La víctima de 22 años, despertó a los gritos al agresor, de 20 años, pidiéndole explicaciones por su actitud.

El hombre, lejos dar una explicación, comenzó a golpear a la mujer y huyó de la vivienda junto a su acompañante. La víctima por su parte llamó a la policía que encontró al agresor cerca de la casa y lo llevó detenido. El agresor quedó a disposición del juzgado interviniente, a cargo de Olga Jacqueline Macció.

Quemó a su esposa. Por su parte, una mujer resultó ayer gravemente herida por quemaduras tras ser rociada con alcohol y prendida fuego en su casa de la capital formoseña y por el hecho detuvieron a su esposo, que también sufrió lesiones, informaron fuentes policiales.

Todo comenzó esta ayer a la mañana, alrededor de las 6, en una vivienda situada en la calle Fuerza Aérea del barrio Guadalupe, en la ciudad de Formosa, donde se encontraba la víctima, de unos 40 años, junto a sus cinco hijos.

La mujer comenzó a discutir con su esposo, también mayor de edad, y en esas circunstancias fue rociada con alcohol y prendida fuego por su pareja. A raíz de ello, la víctima sufrió quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo y quedó internada en grave estado en la sala de terapia intensiva en el Hospital Central de la capital formoseña, dijeron los informantes. Por su parte, el esposo terminó con quemaduras en el 26 por ciento de su cuerpo y quedó detenido acusado de atacar a la mujer, precisaron los voceros.

En tanto, el personal policial se entrevistó con distintos testigos y esta anoche continuaba con las tareas investigativas para determinar cómo se produjo el hecho por el que el matrimonio resultó quemado.

En otro caso de violencia de género, un policía de la provincia de La Pampa fue detenido tras haber violado la restricción de acercamiento a su ex pareja que le había impuesto la justicia, a raíz de numerosas denuncias por violencia de género. El policía Alejandro Funes fue formalizado por la justicia y detenido por infracción a la ley 26.485 de protección integral de la mujer. La detención se produjo a raíz de la violación de la prohibición de acercase a la vivienda de su ex mujer que le había dictado la Justicia

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS