Información Gral

Sólo hay un argentino entre los cien intelectuales más influyentes del planeta

En el top 100 de los intelectuales del mundo, facilitado por la revista Foreign Policy, el único argentino es el músico Daniel Barenboim. El hecho de que países como Ghana cuenten con más intelectuales que Argentina lleva a plantearse cuál es realmente el nivel cultural de nuestro país. España también tiene un sólo intelectual en el ranking: Fernando Savater.

Martes 22 de Abril de 2008

En el top 100 de los intelectuales del mundo, facilitado por la revista Foreign Policy, sólo asoma la cabeza como representante argentino el músico Daniel Barenboim, que también tiene la nacionalidad israelí y española. El hecho de que países como Ghana (con dos representantes) cuenten con más intelectuales que Argentina lleva a plantearse cuál es realmente el nivel cultural de nuestro país. Aunque para consuelo España también tiene un sólo intelectual en el ranking: el filósofo Fernando Savater. 

Bien es cierto que el resultado para la Argentina puede ser mejor, siempre y cuando el Barenboim logre entrar en el top 20 definitivo que prepara la revista, que llama a votar a todos los internautas.

¿Quiénes son los 100 intelectuales del momento?

Nombres como Benedicto XVI, Noam Chomsky, Umberto Eco, Al Gore, Salman Rushdie, Amos Oz, Francis Fukuyama, Jürgen Habermas e incluso el ajedrecista Garry Kasparov destacan en la lista de cien. Entre los latinoamericanos están Fernando Henrique Cardoso (sociólogo y ex presidente de Brasil), Enrique Krauze (historiador mexicano) y Mario Vargas Llosa (escritor peruano). Consultar aquí la lista completa:  los cien intelectuales más influyentes.

¿Quién es Daniel Barenboim?

Daniel Barenboim (Buenos Aires, 15 de noviembre de 1942): Músico argentino de familia judía de origen ruso, nacionalizado israelí y español. El 12 de enero de 2008, después de un concierto en Ramala Barenboim aceptó también la ciudadanía palestina honoraria. Siendo el primer ciudadano del mundo con ciudadanía israelí y palestina. Barenboim dijo que la aceptó con la esperanza de que sirva como señal de paz entre ambos pueblos.

Barenboim logró la fama como pianista aunque con posterioridad ha obtenido gran reconocimiento como director de orquesta, faceta por la que es más conocido. En el año 2001 protagonizó la polémica dirección de una obra del alemán Richard Wagner en Israel.

Barenboim comenzó sus lecciones de piano a la edad de cinco años con su madre, continuándolas después con su padre que quedó como su único profesor. En agosto de 1950, con tan sólo 7 años, interpretó su primer concierto en Buenos Aires.

En 1952, la familia Barenboim se trasladó a Israel. Dos años más tarde, sus padres le enviaron a Salzburgo para que tomara clases de dirección con Ígor Markevich. Durante aquel verano conoció a Wilhelm Furtwängler para quien tocó el piano, quien hizo excepcionales elogios al joven pianista, que no eran sino la reciprocidad de la admiración que Barenboim le mantiene hasta hoy, jamás imitándolo pero sí aceptando su inspiración, que se trasunta en sus versiones de las sinfonías de Beethoven. En 1955 estudió armonía y composición con Nadia Boulanger en París.

El debut de Barenboim al piano se produjo en el Mozarteum de Salzburgo, Austria[1] en 1952, en París ese mismo año, en Londres en 1956 y en Nueva York en 1957 bajo la batuta de Leopold Stokowski. En los años siguientes se sucedieron regularmente los conciertos por Europa, Estados Unidos, Sudamérica y el Lejano Oriente.

Su primera grabación data de 1954. Más tarde grabraría las sonatas para piano de Mozart y Beethoven y conciertos de Mozart (interpretando al piano y dirigiendo), Beethoven (con Otto Klemperer), Brahms (con John Barbirolli) y Béla Bartók (con Pierre Boulez).

Tras su debut como director con la Orquesta Filarmónica de Londres en 1967, recibió invitaciones de numerosas orquestas sinfónicas europeas y americanas. Entre 1975 y 1989 fue director musical de la Orquesta de París donde dirigió numerosas piezas de música contemporánea.

Su debut como director de ópera tuvo lugar en 1973 con la representación del Don Giovanni de Mozart en el Festival de Edimburgo. En 1981 debutó en Bayreuth, donde dirigió con regularidad hasta 1999.

Barenboim es el director musical de la Orquesta Sinfónica de Chicago, cargo al que accedió en 1991 en sustitución de Georg Solti. Es además el director musical general de la Deutsche Staatsoper de Berlín desde 1992.

Además de sus actividades como pianista y director de orquesta, Barenboim ha compuesto varios tangos.

Barenboim contrajo matrimonio con la notable chelista británica Jacqueline du Pré, cuya carrera se vio trágicamente truncada por una esclerosis múltiple.

Se la ha encargado la dirección de la Orquesta Filarmónica de Viena durante el Concierto de Año Nuevo de Viena del año 2009.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario