Información Gral

"Si hubo abuso sexual, no defiendo más al portero"

El abogado Miguel Angel Pierri, defensor del portero acusado por el crimen de la adolescente Angeles Rawson, reiteró que "(Jorge) Mangeri niega ser el responsable del crimen", aunque...

Jueves 27 de Junio de 2013

El abogado Miguel Angel Pierri, defensor del portero acusado por el crimen de la adolescente Angeles Rawson, reiteró que "(Jorge) Mangeri niega ser el responsable del crimen", aunque reconoció que "las pruebas de la Justicia ubican al encargado muy cerca de la víctima" y manifestó que "de comprobarse un móvil de abuso sexual en esta causa, yo me retiro por una cuestión de principios".

"Se lo dije directamente a Mangeri, porque si hay pruebas concretas de intento de abuso se termina mi relación con la causa", señaló Pierri y agregó que "aunque reciba una sanción por parte del Colegio de Abogados, dejo la causa, es una decisión tomada si el escenario es por un delito de integridad sexual".

Acerca de posibles nulidades que presentaría la defensa sobre pericias realizadas por la Justicia dijo "se están analizando las conclusiones que hay en el expediente, y estamos esperando otras, no descartamos nada".

En ese sentido, explicó que el cotejo de ADN ubica a su defendido "muy cerca de la víctima" pero aclaró que primero quiere conocer cómo se realizaron las extracciones que dieron origen a la pericia.

"Tenemos versiones, cuestiones que analizamos", dijo Pierri.

También ratificó que "en el hecho participaron al menos dos personas, esto surge incluso de lo actuado hasta el momento por la Justicia, porque las características de semejante hecho determinan que intervino más de un responsable". "Creemos que el hecho se cometió dentro del edificio de la calle Ravignani. Hay cuatro espacios: el departamento de la víctima, el departamento de Mangeri, el hall y el sótano. Estuvimos recorriendo el predio, y descarto en principio el hall, no es un ámbito propicio para este tipo de crimen", relató el abogado.

Ya en contacto con el expediente, Pierri indicó que "todavía faltan otras cuatro pruebas de ADN: tres de las ataduras y una del baúl del auto, que son tan importantes como la que se conoce". "Tenemos abogados trabajando en un escenario y letrados analizando otra hipótesis, siempre en el marco de la estrategia que tenemos respecto a Mangeri. Es muy importante lo que pase esta semana con pruebas científicas, testimonios y otras cuestiones", advirtió el abogado.

En tanto, en las horas posteriores al crimen, la funcionaria del Ministerio de Seguridad nacional Cristina Caamaño se presentó ante los investigadores a fin de solicitarle al juez interviniente que reforzara la seguridad del portero Carlos Mangeri. La intención de la ex fiscal fue evitar que se deprimiera y tomara una decisión drástica, así como garantizar su integridad luego de que su esposa asegurara que había sido víctima de aprietes policiales para que se incriminara.

Según la declaración, Caamaño expresó ante el magistrado: "Tenía miedo de que la persona se deprima, se ahorque, y tenía miedo de que nos quedemos sin imputado".

Confianza ciega

Diana Saettone, esposa del portero Jorge Mangeri, señaló que confía "ciegamente" en su marido y no tuvo necesidad de preguntarle. Seattone dijo que el día del crimen estuvo en la casa de sus padres, y al ser requerida sobre la declaración de su marido, quien había dicho que se encontraban juntos desayunando, la mujer desmintió esa versión.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario