Información Gral

Por la grave crisis que golpea a Siria, abrieron por primera vez la Bóveda del Fin del Mundo

El edificio, ubicado en territorio noruego en el Artico, guarda miles de especies de semillas que sólo pueden ser empleadas en caso de una catástrofe que amenace a un cultivo.  

Jueves 22 de Octubre de 2015

La Bóveda Global de Semillas de Svalbard (Svalbard Global Seed Vault en inglés) debió ser abierta por primera vez desde su creación en 2008 para hacer frente a los problemas alimenticios ocasionados por el conflicto armado en Siria.

En esa bóveda, localizada bajo la tundra congelada de la isla noruega de Svalbard, en el Artico, se almacenan cientos de miles de semillas de más de cinco mil especies diferentes, las que pueden ser utilizadas solamente en caso de un acontecimiento catastrófico, como inundación o sequía, que amenace a un cultivo con la extinción.

Precisamente, la Bóveda Global de Semillas de Svalbard fue creada para conservar y proteger millones de semillas, que hoy alimentan al mundo, del cambio climático, guerras o desastres naturales, como una reserva para la humanidad.

La extracción se ralizó el mes pasado y estuvo a cargo del banco de alimentos que administra la bóveda. Entre las 38 mil muestras seleccionadas figuran semilas de trigo, lentejas, garbanzo y cebada para ser cultivadas en Marruecos y Líbano y así abastecer posteriormente a Siria.

Este banco de semillas cuenta con alrededor de 860 mil muestras de distintas semillas, algunas de ellas modificadas genéticamente para tener mayor resistencia al frío o al calor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS