Información Gral

Manos de Perón: ahora robaron expedientes

Se los llevaron de la casa del juez que investiga la profanación, ocurrida en 1987

Sábado 12 de Julio de 2008

El juez Alberto Baños, que investiga el caso por las manos de Juan Domingo Perón, deberá reconstruir los últimos cinco años de la causa, luego de que en la noche del domingo pasado un grupo de "profesionales" entrara en su casa de Lomas de Zamora y se llevara "los últimos cuatro cuerpos de la causa", según precisó el magistrado.

En esa parte de la investigación, Baños había desechado una serie de hipótesis y se había centrado en las pruebas que lo hacían pensar en que el robo de las manos del líder del justicialismo había sido obra de la "inteligencia militar".

Precisamente, el juez estaba a punto de enviar a la presidenta Cristina Fernández un oficio en el que insistiría con reclamar la desclasificación de la información reservada sobre este tema que obre en poder de los organismos de inteligencia, según confirmó el abogado Atilio Neira, representante de la viuda de María Estela Martínez de Perón.

Neira añadió que el juez también consideraba la citación a "declaración informativa" de Carlos Alberto Di Caro, quien integró los servicios de Inteligencia del Ejército y a quien una denuncia señaló como uno de los responsables de la profanación.

Ahora, los últimos cinco años de la causa, que constaban en los cuatro cuerpos del expediente que se robaron, deberán ser reconstruidos, pero Neira precisó que el aportará todas las fotocopias de la causa y confió en que se podrá reconstruir gran parte de los datos, aunque no se podrá recuperar "toda la información" que había.

Según se supo recién ayer, el domingo pasado un grupo comando irrumpió en la casa del juez y se llevó "un portafolio que contenía los cuerpos de la causa, su computadora portátil, su agenda y su teléfono celular".

Sólo se robaron los últimos cuatro cuerpos de la causa.

El juez Baños, quien recibió un llamado sobre el hecho a su teléfono celular, avisó de inmediato a la policía.

Cuando los efectivos llegaron se encontraron con "un trabajo hecho por profesionales", presuntamente entre cuatro y cinco.

Se confirmaron los llamados telefónicos invocando a "Justiniano" y "Valentino" en la casa de un cuñado del juez. Sería un "mensaje" de estilo mafioso al juez Baños, en el que se haría referencia a los términos "justicia" y "valentía", según los especialistas consultados. l (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario