Información Gral

Las selfies se han vuelto peligrosas ya que matan a más gente que los tiburones

La obsesión por sacar las mejores fotos incluso sin prestar atención a los riesgos que se corren, ha terminado con la vida de turistas en distintos lugares del mundo.

Miércoles 23 de Septiembre de 2015

La selfies ya son parte de la vida. Alguien coloca la cámara mirando hacia el grupo, y todos saben cómo acomodarse. Pero a veces esa inquietud por mostrar todo lo que se hace puede llevar a sobrepasar los límites de la seguridad. Lo que puede terminar muy mal.
 
La obsesión de conseguir "la foto" ha acabado con la vida de más de una decena de personas este año. El último incidente, que ha provocado la muerte de un turista japonés cuando intentaba inmortalizarse en el Taj Mahal, ha servido para alertar de los peligros de darle a la cámara frontal sin precaución.
 
Según revela la web de El Pais, en lo que va de año han muerto más personas mientras trataban de hacerse una autofoto - doce en total- que a manos de los afilados dientes de los tiburones -fueron ocho-.
 
Cuatro de las muertes fueron causadas por caídas mientras intentaban recrear la foto perfecta y el siguiente motivo es el atropello en las vías de tren. No está claro si el número de selfies temerario está aumentando, pero, desgraciadamente, cada vez son más los titulares que anuncian la muerte de turistas que perdieron la vida intentando conseguir una foto memorable.
 
Los selfies también preocupan en acontecimientos deportivos, zoológicos y corridas de toros en las que se han prohibido el uso de selfie palos. El Ministerio del Interior de Rusia publicó en julio una pequeña guía para enseñar a sus ciudadanos cómo sacarse fotos de forma responsable. “Antes de hacerse un selfie, todo el mundo debería pensar que competir por el mayor número de ‘me gusta’ podría conducirle a la muerte y que esa última foto podría convertirse en póstuma”, explicaba un portavoz ruso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS