Información Gral

Lanzaron con éxito en Guayana el satélite argentino Arsat-2

El segundo satélite diseñado y construido en el país despegó ayer desde la base espacial de Kourou, en la Guayana Francesa. El aparato podrá cubrir todo el espacio continental, de Argentina a Canadá.

Jueves 01 de Octubre de 2015

El satélite geostacionario argentino Arsat-2 fue lanzado ayer con éxito desde la base espacial de Kourou, en la Guayana Francesa.

El Arsat-2 se desacopló del cohete Arian 5 y fue liberado a 250 kilómetros de altura a una velocidad cercana a los 30 mil kilómetros por hora y desde allí será dirigido hasta su órbita final a 36 mil kilómetros de la Tierra por los técnicos de la estación terrena bonaerense de Benavídez, en un proceso que durará cerca de tres semanas.

El cohete Arianne 5, que transportaba al Arsat-2, había despegado a las 17.29. La delegación argentina estalló nuevamente en festejos cuando los controladores de misión informaron que el desacople del satélite fue exitoso.

El satélite fue desarrollado y ensamblado por la empresa rionegrina de sistemas tecnológicos complejos Invap Sociedad del Estado y ayer se concretó su lanzamiento a través de la compañía Arianespace, desde el Centro Espacial de Kourou, desde el territorio francés de ultramar.

El Arsat-2 podrá cubrir todo el continente desde Argentina hasta Canadá, lo cual incrementará las capacidades nacionales de telecomunicaciones. Pasadas las 18, el satélite logró ubicarse en la órbita desde donde prestará servicios con una vida útil estimada en más de 15 años. Con un costo de 250 millones de dólares, el nuevo satélite argentino ofrecerá cobertura de internet, datos, telefonía IP y televisión para todo el continente americano, a diferencia del actual y operativo satélite Arsat-1, lanzado el año pasado, que cubre la superficie de toda la Argentina.

El satélite geoestacionario Arsat-2 consolidará los derechos argentinos sobre las órbitas asignadas a la Argentina y permitirá ofrecer servicios de transferencia de contenidos audiovisuales sobre el continente americano.

Al respecto, el presidente de Arsat, Matías Bianchi, dijo a Télam que "cuando este satélite esté en servicio vamos a haber cerrado un ciclo importante porque vamos a tener ocupada la posición orbital 81ª oeste y con eso cumplimos con el primer objetivo que estableció Néstor Kirchner en su momento respecto de la necesidad de proteger nuestras posiciones orbitales con satélites hechos en Argentina".

"Esta plataforma es muy parecida al Arsat-1, pero al ir a la posición 81ª oeste desde la que Argentina tiene autorización a prestar servicio a todo el continente, nos da la posibilidad de expansión y brindar conectividad entre cualquiera de los países de América; para eso trabaja sobre la banda C, que es la que se usa para transportar contenidos audiovisuales", explicó el directivo.

"Esto va a potenciar la industria de generación de contenidos audiovisuales. Hoy Argentina produce cerca del 60 ó 70 por ciento de los contenidos audiovisuales para habla hispana y los mismos van a poder ser exportados a través de un satélite argentino", agregó.

PUNCTUATION_SPACEProyecto del Ejecutivo. La presidenta Cristina Fernández de FORCED_LINE_BREAKKirchner sostuvo ayer desde la Casa de Gobierno que el exitoso lanzamiento del Arsat-2 es la prueba de "una Argentina que definitivamente ha despegado".

La mandataria brindó un mensaje por cadena nacional en el que comparó la actualidad argentina con la de aquel país con el que se encontró el ex presidente Néstor Kirchner al comenzar su mandato en 2003 y dijo que nadie podía imaginar que "hoy, en 2015, íbamos a estar lanzando el segundo satélite al espacio".

"En 2003, Néstor (Kirchner) tomó la decisión de lanzarse a la construcción de un satélite para no perder las órbitas 72 y 81 oeste, que nos había asignado la ONU. Por la privatización del espectro espacial estuvimos a punto de perderlas", destacó la presidenta.

En el inicio de la cadena nacional, la presidenta tomó contacto con el ministro de Planificación, Julio De Vido, a través de una videoconferencia desde la Guayana Francesa, en la que el funcionario afirmó: "Esto no es relato, son tres toneladas de ciencia y tecnología".

Durante su discurso, la presidenta anunció el envío al Congreso del proyecto de ley de desarrollo de la industria satelital argentina, que tendrá entre sus objetivos "proteger las posiciones espaciales de la Argentina, construir satélites y desarrollar servicios satelitales", y le dirigió un mensaje a la oposición al señalar que "a los que nos hablan de futuro, le decimos que el futuro ya llegó y que en el Parlamento lo vamos a institucionalizar para que nadie más le pueda robar el futuro a los argentinos".

En tanto, el gerente general de Invap, la empresa estatal rionegrina responsable de la fabricación de los Arsat, celebró que Argentina esté entre los diez únicos países capaces de construir satélites en todo el mundo y aseguró que el aparato lanzado ayer "llevará las telecomunicaciones a lugares inaccesibles".

"Brindar telecomunicaciones a los lugares inaccesibles no sólo tiene una función social sino que representa un beneficio para Argentina, que recuperará en pocos años la inversión de 250 millones de dólares, el costo total del satélite", dijo Héctor Otegui.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS