Información Gral

La contaminación global marca otro récord y aumentó 36 por ciento desde 1990

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) vuelve a alertar por las emisiones de CO2, a tres semanas del inicio de la conferencia mundial del clima en París.

Martes 10 de Noviembre de 2015

A tres semanas de que arranque la conferencia mundial del clima en París, los expertos han vuelto a hacer sonar las alarmas: la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre volvió a alcanzar un nuevo nivel máximo, informó hoy en Ginebra la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Y ello se debe principalmente a las fuertes emisiones de dióxido de carbono (CO2), según explicó esta agencia de la ONU, que se remite a resultados de mediciones en todo el mundo.

Desde 1990, las emisiones de gases contaminantes como el dióxido de carbono, el metano (CH4) y el óxido de nitrógeno (N2O) aumentaron un 36 por ciento hasta 2014. Los gases proceden, entre otras fuentes, de la industria, la agricultura y el tráfico vehicular.

La OMM había registrado hasta 2013 un crecimiento del 34 por ciento. En gran parte, estas emisiones se deben al dióxido de carbono originado por el uso de combustibles fósiles como el carbón, el gas y el petróleo.

"Todos los años estamos informando de un nuevo récord en la concentración de gases de efecto invernadero", dijo el secretario general de la OMM, Michel Jarraud. "Todos los años advertimos que se nos acaba el tiempo. Ahora tenemos que actuar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero si queremos tener una oportunidad para impedir que aumente la temperatura en el planeta".

La OMM se remite a las mediciones realizadas por la oficina estadounidense de meteorología (National Oceanic and Atmospheric Administration, Noaa), que en la primavera (boreal) de este año comprobó que la concentración en el mundo de CO2 superó la media de 400 ppm (partes por millón).

Para los científicos, ese nivel está considerado un "hito significativo" en el camino hacia un peligroso cambio climático. "Pronto viviremos una media global de 400 ppm como realidad permanente", señaló Jarraud. Según Noaa, la concentración de CO2 desde tiempos preindustriales aumentó en más de 120 ppm. En los años 80 del siglo pasado se llegó a la mitad de la cifra.

La OMM, así como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Unep) y otros gremios de expertos exigen que en la conferencia mundial del clima en París se tomen acciones contundentes para reducir las emisiones de C02. De lo contrario, el cambio climático "convertirá la Tierra en peligrosa y las futuras generaciones no podrán habitar en ella", según el comunicado de la OMM.

"El dióxido de carbono es invisible, no podemos ver la amenaza, pero es muy real", dijo Jarraud. Y sus consecuencias son dramáticas: temperaturas extremas, oleadas de calor, inundaciones, aumento del nivel del mar y aumento de la acidez en los océanos. "Todo eso ya está sucediendo ahora y nosotros no movemos con una velocidad preocupante a tiempos inciertos".

En la conferencia mundial del clima que se celebrará en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre se reunirán representantes de 195 Estados. El objetivo es consensuar medidas para lograr que el aumento de la temperatura en el planeta no supere los dos grados centígrados.

Según el proyecto independiente Climat Action Tracker, incluso si los países cumplen con sus objetivos climáticos ya anunciados la temperatura aumentaría 2,7 grados.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) habla incluso de un calentamiento de 3 grados en el mejor de los casos, si todos los países cumplen con sus objetivos.

Millones de habitantes de las costas, en peligro

Una subida de las temperaturas de 4 grados centígrados amenazaría a entre 470 y 760 millones de personas en zonas costeras de todo el mundo, según un informe publicado por los investigadores de la organización estadounidense Climate Central. En el caso de un aumento de la temperatura de 2 grados C, se verían afectadas por el aumento del nivel del mar unos 130 millones de personas.

Partiendo de un estudio con datos para Estados Unidos publicado en octubre, los expertos presentan ahora un mapa mundial interactivo, poco antes de la cumbre del clima que se celebrará en París en diciembre.

El país más amenazado es China, donde 145 millones de personas viven en regiones que podrían sufrir inundaciones. En el caso de un calentamiento de 2 grados se verían afectados 64 millones de personas. En otros 12 países —entre ellos India, Bangladesh y Vietnam— hay más de 10 millones de personas amenazadas por una subida del nivel del agua.

Entre las diez grandes ciudades que más riesgo corren están Shanghai, Hong Kong, Calcuta y Bombay.

"Una subida del nivel del mar no es algo que haya que temer, pues ocurre muy lentamente. Pero es algo que debería preocuparnos, ya que hace que nuestra tierra desaparezca, incluidas las ciudades", apuntó en un comunicado uno de los coautores del estudio, Anders Levermann, del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático.

Los expertos basan sus mapas en un aumento del nivel del mar de entre 7,4 m y 4,5 m. Dependiendo de la emisión de gases contaminantes esa subida se alcanzará en 200 hasta 2.000 años.

A nivel global el mar subió unos 20 centímetros desde 1901 y ya tuvo efectos drásticos incluso en los países industriales, explicó Katja Frieler, del Instituto de Potsdam.

Para el Banco Mundial, hará aumentar la pobreza

Alrededor de 100 millones de personas podrían caer en la pobreza de ahora hasta 2030 si no se toman más medidas para enfrentar el cambio climático, en gran parte debido a sus efectos sobre la agricultura, indicó el Banco Mundial.
  En su informe “Ondas sísmicas: gestionando el impacto del cambio climático en la pobreza”, el Banco Mundial subrayó el alto nivel de riesgo que encaran estas personas debido a las posibles fallas en las cosechas, subida del precio de los alimentos y la mayor incidencia de enfermedades.
  En concreto, el Banco Mundial indicó que las zonas con mayores problemas se encuentran en Africa y el Sudeste asiático.
  “El cambio climático golpea más duramente a los más pobres, y nuestro desafío ahora es proteger a decenas de millones de personas de caer en la extrema pobreza debido a ello”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.
  Jim recalcó que, como consecuencia, “culminar con la pobreza extrema no será posible a menos que tomemos acciones contundentes para reducir la amenaza del cambio climático”.
  Los datos del Banco Mundial apuntan que las pérdidas en la cosecha global puede ser del 5% en 2030 y del 30% en 2080; y agregó que estudios cifran a cerca de 150 millones de personas en riesgo de contraer malaria.
  El Banco Mundial dio a conocer el reporte a solo tres semanas de que comience la cumbre del cambio climático (COP21) en París.
  De acuerdo al Banco Mundial, las personas que viven en extrema pobreza, que subsisten con menos de 1,90 dólares al día, se situará a finales de 2015 en poco más de 700 millones de personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS