Información Gral

Juan Pablo II será canonizado en la plaza San Pedro el 1º de mayo

El difunto papa Juan Pablo II será beatificado el 1º de mayo venidero, en el primer paso de su camino a los altares, tras haber aprobado ayer Benedicto XVI un decreto en el que se le atribuye un milagro.

Sábado 15 de Enero de 2011

El difunto papa Juan Pablo II será beatificado el 1º de mayo venidero, en el primer paso de su camino a los altares, tras haber aprobado ayer Benedicto XVI un decreto en el que se le atribuye un milagro.
  La ceremonia en la Plaza San Pedro es el último paso antes de la santidad y se espera que miles de personas acudan a la beatificación, como sucedió durante el funeral del carismático pontífice en el 2005, uno de los mayores eventos mediáticos del nuevo siglo.
  Su ataúd será trasladado desde su ubicación actual en las criptas vaticanas a un altar de una capilla en la basílica de San Pedro para que más personas puedan rendirle homenaje.
  “Este será un evento extraordinario (...) El realmente se lo merece”, dijo el turista italiano Mario Corona, que visitaba una iglesia de la comunidad polaca cerca del Vaticano.
  El papado de 27 años de Juan Pablo II fue uno de los más trascendentes y tumultuosos de los tiempos modernos. Durante su pontificado, el comunismo colapsó en Europa del Este, comenzando en su nativa Polonia, donde ayer el anuncio fue recibido con júbilo.
  “Estoy muy feliz. Para nosotros los polacos, esta es una señal de que debemos vivir con dignidad, tal como nos enseñó nuestro santo Juan Pablo”, dijo Barbara Adaszewska, mientras salía de una iglesia en Varsovia.

El milagro. Autoridades de la Iglesia dijeron que el milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo con Dios involucra a la hermana Marie Simon-Pierre, una monja francesa de 49 años diagnosticada con el mal de Parkinson, una enfermedad que también sufrió el fallecido Papa.
  La monja dijo que su condición desapareció inexplicablemente dos meses después de su muerte, luego de que ella y sus compañeras le rezaron a Juan Pablo.
  Los médicos asignados por la Iglesia acordaron en que no había una explicación médica para su cura, aunque el año pasado surgieron algunas dudas acerca de la validez del milagro.
  Cualquier otro milagro que ocurra luego de la ceremonia de beatificación —que le conferirá el título de “Bendecido” a Juan Pablo— deberá ser aprobado antes de que pueda ser canonizado, o convertido en santo.
  Las grandes multitudes que asistieron al funeral de Juan Pablo el 8 de abril del 2005 gritaron “santo subito” (“háganlo santo ahora mismo”).
  “La gente reconoció su heroica santidad el día de su funeral con un reclamo público sin precedentes para convertirlo en santo”, dijo el biógrafo papal George Weigel.
  En mayo del 2005, Benedicto colocó a su antecesor, Karol Wojtyla, en el proceso de beatificación, prescindiendo de las reglas de la Iglesia, que normalmente impone un período de cinco años luego de la muerte de un candidato para que se pueda iniciar el camino a la santidad.
  Se cree que el período entre la muerte de Juan Pablo y su beatificación es el más corto en la historia moderna de la Iglesia.
  “No hay dudas de que entrará a la historia como uno de los mejores papas. Su legado (...) está repleto de grandes logros”, dijo Carl Anderson, director de Knights of Columbus, una de las mayores organizaciones de caridad católicas del mundo.
  El antecesor de Karol Wojtyla, fue Albino Luciani (Juan Pablo I), quien falleció el 28 de septiembre de 1978 a los 66 años en circunstancias aún misteriosas. Juan Pablo I,
  Wojtyla, el primer Papa no italiano en unos 450 años, casi muere en 1981 en un intento de asesinato perpetrado por Alí Agca, hecho que algunos historiadores creen fue ordenado por los servicios secretos de la entonces Unión Soviética para poner fin a su apoyo por libertad en Polonia.

"Vemos la luz"

El ex presidente polaco Lech Walesa confió en que la beatificación de Juan Pablo II contribuya a reforzar los valores cristianos en Europa: “En estos tiempos, en los que imperan el caos y la inseguridad, vemos de nuevo la luz”. El fundador del primer sindicato libre de Polonia, Solidarnosc, recalcó el valor de las enseñanzas del fallecido pontífice y el apoyo que dio a la lucha contra el comunismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario