Información Gral

Insólito: le festejaron el cumpleaños a una perra caniche con torta e invitados

Fue en Mendoza. Los dueños adaptaron los bonetes de cumpleaños de las niñas al tamaño de la cabeza de los perros. Hicieron una torta con forma de hueso, llenaron una piñata con alimento para perros, compraron galletitas caninas y adornaron la casa como corresponde.

Martes 13 de Octubre de 2009

Camila cumplió un año y tuvo fiesta con torta, globos, piñata y bonetes de cartón para todos sus invitados. Lo particular del caso es que la cumpleañera es una caniche blanca que adquirió costumbres de muñeco de peluche por obra de sus dueñas, Brisa y Julieta Gutiérrez, dos hermanitas de 7 y 3 años.

“Una vecina había hecho lo mismo y había invitado a nuestros perros a participar del cumpleaños. Por eso, cuando llegó la fecha, mis hijas quisieron hacer lo mismo con Camila”, contó Carina Leda, madre de las niñas que decidieron que su caniche tuviera su fiesta de cumpleaños como si fuera un integrante de la raza humana.

Los dueños de casa adaptaron los bonetes de cumpleaños de las niñas al tamaño de la cabeza de los perros. Hicieron una torta con forma de hueso, llenaron una piñata con alimento para perros, compraron galletitas caninas y adornaron la casa como corresponde.

Además prepararon bebidas y alimento para los dueños de los perros invitados y cursaron las respectivas invitaciones. “Vinieron todos”, expresó Carina.

Si bien es un hecho particular en Mendoza y casi único en el Este, no es tan extraño que se realicen fiestas de cumpleaños a las mascotas. “Nuestro veterinario nos contó que es muy común en Estados Unidos y que ya se está propagando esa costumbre a otras partes del mundo”, sostuvo la dueña de casa.

La familia Gutiérrez Leda tiene hoy dos caniches y un mestizo y su fanatismo por los perros nació cuando eran novios. “Jorge, mi marido, me regaló un cocker cuando estábamos de novios. Desde ese momento no dejamos de tener perros, pese a que este animalito tuvo muchos problemas de salud. Le teníamos que hacer diálisis y finalmente murió. Lo tenemos enterrado en el jardín. Tiene una tumba con su lápida”, contó la mujer.

Los perros de la familia son tratados como humanos, no sólo por los festejos que reciben. Brisa y Julieta pasean a los caniches en cochecitos de muñecas y los visten y peinan como si fueran sus juguetes. Lejos de resistirse, los perros parecen aceptar el trato y dejan que sus pequeñas dueñas dispongan de ellos.

“No sabemos si esto se transformará en una costumbre o una moda. Nosotros lo hicimos porque las nenas lo deseaban y lo consideramos divertido. Todos lo disfrutamos y la fiesta salió muy bien, por lo que seguramente lo repetiremos”, aseguró Carina.


Embarazo psicológico

Camila no es una perra cualquiera. No sólo para los festejos ha adquirido costumbres humanas. También padece algunos trastornos de salud que son propios del género del hombre. “Está en tratamiento por un embarazo psicológico”, explicó la dueña de la caniche.

“Tiene leche y el veterinario la está medicando, porque nos dijo que tenía un embarazo psicológico”, contó Carina Leda. “El veterinario nos dice que tenemos una suerte extraña para los perros, ya que siempre sufren alguna enfermedad poco común. El cocker tenía diabetes y ahora la caniche tiene esto”, señaló la mujer, tomando las constantes visitas al profesional con bastante humor. “Gastamos bastante dinero en mantener a nuestras mascotas, pero hay muchos como nosotros que consideran a sus animales como parte de la familia y creo que es algo natural”, indicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS