Información Gral

Francisco se reunió con una familia porteña que viajó seis meses para verlo

El padre y la madre renunciaron a sus trabajos para llevar a sus hijos en un inolvidable recorrido por el continente. Cientos de miles de peregrinos abarrotaron Filadelfia para asistir a la misa papal.

Domingo 27 de Septiembre de 2015

El Papa Francisco se reunió con una familia que viajó 20.000 kilómetros desde Buenos Aires para verlo en Filadelfia.

Un portavoz del Vaticano indicó que Catire Walker, Noel Zemborain y sus cuatro hijos lograron ver al Papa esta mañana.

El padre Federico Lombardi dijo que se trató de un momento muy interesante y que la experiencia de la familia conmovió al Papa.

Walker y Zemborain renunciaron sus empleos en el sector gastronómico y publicitario para llevar a sus hijos en un inolvidable recorrido por el continente. Cruzaron doce fronteras para poder llegar hasta el Encuentro Mundial de Familias en Filadelfia.

La conferencia, patrocinada por el Vaticano, está enfocada en fortalecer los lazos familiares.

Cientos de miles de peregrinos abarrotaron Filadelfia para asistir a la misa oficiada por el Papa Francisco en el último día de su primera visita a Estados Unidos.

Dotty Andalora soportó las fuertes medidas de seguridad y casi le confiscaron su cámara para ver a Francisco... y ella ni siquiera es católica. Andalora, de 55 años, de Nueva Jersey, dijo que vino en representación de su amiga Louise Gatti-Russell, quien tiene un cáncer avanzado de mama y que recientemente desarrolló cáncer de pulmón.

Cielito Mariani, una médica que trabaja en investigación clínica, dijo que la fe es una parte integral de su vida y su obra. Asegura que ha visto cómo personas sanas se enferman aparentemente de la nada y cómo los enfermos viven más allá de sus pronósticos. Mariani, de 40 años originaria de Puerto Rico pero residente en Bensalem, un suburbio de Filadelfia, cree que la religión tiene una explicación. "Hay algo más grande que la ciencia, más grande que los médicos", dijo mientras esperaba la llegada del Papa.

Mike y Barbara Kaiser, de Filadelfia, se habían mantenido alejados de los actos papales del sábado ante las advertencias de que las restricciones de tránsito y seguridad dificultarían los desplazamientos. Después vieron la cobertura por televisión y decidieron asistir. "Estuvimos llorando, era muy hermoso", declaró Mike. "Nos miramos y dijimos: tenemos que ir". Ambos dijeron que fue tranquilo viajar en tren el domingo a la ciudad.

Sarah y Terrence Williams, de 36 años, de Williamstown, Nueva Jersey, han intentado desde hace más de un año tener un bebé. Los médicos les han dicho que será un desafío lograrlo. Ambos esperan que asistir a la misa papal pueda concederles el milagro. "Esperamos la bendición papal", dijo Terrence Williams. "Esperaremos a que pase y que sólo su reconocimiento sea la bendición que necesitamos para que se nos conceda nuestro milagro".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS