Información Gral

El rosarino Mauro Guzmán ganó el premio arteBA de artes visuales

La instalación "Autocine Guzmán", del artista plástico rosarino Mauro Guzmán (1977), ganó la quinta edición del premio-adquisición arteBA-Petrobras de Artes Visuales, máximo galardón de la 17ª feria de arte contemporáneo, que se entregó ayer en un concurrido acto en La Rural, en la ciudad de Buenos Aires.

Viernes 30 de Mayo de 2008

La instalación "Autocine Guzmán", del artista plástico rosarino Mauro Guzmán (1977), ganó la quinta edición del premio-adquisición arteBA-Petrobras de Artes Visuales, máximo galardón de la 17ª feria de arte contemporáneo, que se entregó ayer en un concurrido acto en La Rural, en la ciudad de Buenos Aires.

El rosarino Mauro Guzmán, egresado de la Universidad de Bellas Artes, actor y artista plástico, de 31 años, es el flamante ganador del premio, que está dotado con 30 mil pesos. La obra ganadora, una instalación que lleva por título Autocine Guzmán y se expone en un recinto especial en arteBa, será cedida en comodato al Museo Caraffa, de Córdoba, que la exhibirá por dos años.

El galardón —anunciado ayer por el director del premio, Fabián Lebenglik, junto al presidente de arteBA, Facundo Gómez Minujín, al director ejecutivo de Petrobras, Décio Oddone, y al crítico de arte y miembro del jurado de premiación, Daniel Molina—, brinda un estímulo sustantivo a la producción de artistas emergentes, a la vez que introduce la obra del artista en el mercado de arte.

La obra de Guzmán se impuso a otros siete trabajos que competían en el premio y que habían sido seleccionados entre más de 400 proyectos presentados, la mayor convocatoria desde la instauración del galardón en 2004.

El Jurado de Premiación estuvo conformado por Daniel Molina (crítico de arte, Buenos Aires), Hans-Michael Herzog (director y curador de Daros Latinoamérica, Zurich) y Gabriela Rangel (directora de artes visuales de Ameritas Society, Nueva York).

La instalación ganadora recrea con estudiada precariedad un autocine de los años 70, donde se proyectan tres films paradigmáticos del cine nacional, La Mary, Boquitas Pintadas y Nazareno Cruz y el lobo, reelaborados en clave satírica.

La obra nació a partir de un dato autobiográfico del autor que según confió fue concebido en un autocine mendocino durante "una luna de miel clandestina" de sus padres. "Quise crear un espacio idílico donde proyectar películas de amor actuadas con amor y a la vez brindar un homenaje a mis padres y a los grandes autores del cine nacional", explicó el artista, cuya producción se exhibe en la galería Appetite y en Cultura Pasajera.

Lebenglik y Molina destacaron la solidez conceptual de una obra "cuestiona los límites entre realidad y ficción", a la vez que aporta una mirada crítica e irónica a la época y a la retórica cinematográfica de los años 70 a partir de grandes hitos de la cultura popular como son esos tres films de Daniel Tinayre, Leopoldo Torre Nilsson y Leonardo Favio.

"Rescatamos las tensiones entre el homenaje y la crítica para recrear toda una era, y el diálogo que la particular reelaboración de esos films, con actuaciones exageradas y hasta kitsch en muchos casos, establece con las producciones originales", explicó Molina.

La producción de Guzmán abreva en diferentes soportes, como video, fotografía y escultura. El artista señaló que "el premio es un gran espaldarazo a mi producción y un estímulo para seguir creando, pero ahora con la visibilidad y seguridad que me da este reconocimiento".

En tanto, la artista porteña Marisa Rubio, con la instalación "Quehué", ganó el segundo premio de arteBA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario