INFORMACIÓN GENERAL

El Forrest Gump italiano: discutió con la esposa, salió a dar una vuelta y caminó 450 kilómetros

El hombre se fue a dar una vuelta para calmarse y, después de andar una semana, fue hallado por la policía. Fue en Italia.

Martes 08 de Diciembre de 2020

El estrés es uno de los grandes males de estos tiempos. Por eso, las técnicas de relajación se ganaron un lugar de privilegio en el mundo. Desde la meditación hasta una variada gama de deportes son recomendados para vencer los momentos de nerviosismo inevitables en la vida cotidiana.

Hay quienes enfrentan la ansiedad con consumos no saludables, como el cigarrillo o el alcohol, también los que conociéndose mejor que nadie saben que les trae tranquilidad aún en los momentos más difíciles y lo aplican sin dudarlo para evitar males mayores. El menú de opciones es grande y asombroso.

Así fue como un hombre, residente de la encantadora ciudad Como, en la región de la Lombardía, en Italia, frente a una situación límite en el hogar, lejos de subir la apuesta, aplicó su mantra contra el estrés: tras discutir con su esposa, salió a dar una vuelta para calmarse y caminó unos 450 kilómetros durante una semana.

Durante su prolongado paseo, el hombre de 48 años recorrió una media de unos 60 kilómetros diarios y terminó en Fano, una ciudad de la región italiana de Marcas que da al mar Adriático. Los policías apostados en un control carretero lo detuvieron cuando caminaba por una ruta nacional a las dos de la madrugada.

Así fue cómo trascendió la curiosa situación, y se popularizó el sistema con que busca y encuentra tranquilidad. Los uniformados, sorprendidos al verlo solo andando a la vera de la cinta asfáltica, le preguntaron si había tenido algún problema con su vehículo, a lo que el hombre les respondió que había llegado hasta ahí desde Como sin haber usado otro medio de locomoción que sus piernas.

En su declaración, alegó que no se dio cuenta de que había recorrido una distancia tan larga y que recibió ayuda -alimentos y bebidas- de parte de varias personas que conoció por el camino, según informó el periódico Il Resto del Carlino. Según pudo saberse, se encontraba en buen estado de salud y lo más importante, al menos para él porque es lo que había salido a buscar, de buen humor.

La historia recorrió el mundo a través de las redes sociales y el caminante fue bautizado como “el Forrest Gump italiano”. Si bien admitió que estaba "un poco cansado", dijo que se sentía bien. Tras el proceso de identificación, las autoridades italianas lo trasladaron a un hotel y al día siguiente su esposa, que había denunciado su desaparición, fue a buscarlo.

La mujer tuvo que hacerse cargo de la factura del establecimiento y a asumir la multa de 400 euros (unos 480 dólares) que pusieron a su esposo por violar el toque de queda por la pandemia mundial de covid-19. Así y todo la historia tuvo un final feliz.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS