PUBLICIDAD

Dos bebés con síndrome de down sorprenden en una publicidad de toallitas ecológicas

Bajo el lema "Es hora de un cambio", la propaganda sorprendió por incorporar a Lenny Rooney y Willow Welbourn, dos pequeños con capacidades distintas que se lucen en el spot.

Lunes 28 de Septiembre de 2020

En el mundo de la publicidad saben que los bebés son irresistibles a la hora de vender un producto. Por eso, las marcas de productos para madres y sus hijos pequeños no dudan en elegirlos para sus promociones. Una empresa que fabrica toallitas ecológicas dio un paso al frente y lanzó un video protagonizado por bebés con capacidades distintas y fue un éxito.

Bajo el eslogan "Es hora de un cambio", la firma británica Pura de toallitas húmedas puso en el aire, en la televisión y las redes sociales, una nueva campaña protagonizada, entre otros, por dos chicos con síndrome de Down. Los pequeños, que tienen la simpatía de las grandes estrellas de Hollywood, se convirtieron en un suceso en el Reino Unido.

Se trata de Lenny Rooney, un pequeño de dos años de Liverpool, y Willow Welbourn, que pronto cumplirá dos, de Lincoln, ambos nacidos en Inglaterra. Los reclutó Laura Johnson, directora de la agencia Zebedee Management, quien aseguró que uno de sus sueños era ver a un bebé con capacidades distintas protagonizando un spot publicitario y lo logró.

Embed

Johnson destacó que haberlo conseguido es mucho más que un logro profesional, es "un adelanto para la diversidad". También fue muy bueno para la familia de los chicos que quedaron encantados con el trabajo y la campaña. "Parecía imposible. Pero ahora nuestros sueños se han hecho realidad", le contó al periódico británico Daily Mail.

La mamá de Lenny contó que supo que tenía síndrome de Down hasta el momento de su nacimiento, y que su mayor preocupación estuvo dada porque se le habían detectado problemas en el corazón y tuvo que ser operado a los seis meses.

Embed

"Pronto nos adaptamos y Lenny no sería él mismo sin su cromosoma extra", contó Vikki.Por su parte, Hannah, la mamá de Willow, admitió que se sorprendió y se asustó cuando se enteró que su hija tenía síndrome de down.

"No sabíamos qué le depararía el futuro, pero rápidamente superamos nuestros temores y seguimos adelante con nuestra vida", comentó, y optimista agregó: "La publicidad va a ayudar a cambiar la percepción del mundo sobre el síndrome de down y a mostrar que Willow es como el resto".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS