El Mundo

Mugabe se resiste a dejar el poder en Zimbabue

En un esperado mensaje a la nación, no renunció ni reconoció la expulsión de su partido.

Lunes 20 de Noviembre de 2017

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, se aferró al poder en un discurso televisivo, horas después de que su partido lo expulsara como líder y le exigiera la renuncia como jefe de Estado. El nonagenario dictador, en el poder desde 1980, fue depuesto por un golpe militar el pasado miércoles, quedando bajo arresto domiciliario.

   Mugabe, de 93 años y 37 en el poder, dijo entender que la mala situación económica y las peleas dentro del partido gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (Zanu-PF) han frustrado a muchos de sus seguidores. En "unas semanas", dirigirá un congreso partidario, en el cual se proyectará el rumbo para el futuro, afirmó Mugabe En otras palabras, dirigirá según él un congreso de un partido que acaba de expulsarlo. Tampoco se mostró crítico con los golpistas. El golpe de Estado "no fue una amenaza para nuestro orden constitucional ni un desafío a mi autoridad como cabeza del Estado y del gobierno, como tampoco como comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa de Zimbabue", apuntó. Estaba rodeado de generales en uniforme de gala. Dijo que se habían mostrado respetuosos y educados con él.

   Horas antes de su comparecencia televisiva, Mugabe fue destituido como líder del partido gubernamental, que además le exigió que dimita a la Presidencia del país antes de las 10 hoy. De no hacerlo, las autoridades partidarias aseguraron que mañana sería destituido por medio de una votación en el Congreso, aseguró Patrick Chinamasa, destacado miembro de Zanu-PF.

   "Los conflictos generacionales dentro del partido deben ser controlados", dijo Mugabe en una aparente referencia a la división en las filas del Zanu-PF entre la vieja guardia que lideró la independencia y una más joven, encabezada por su esposa, Grace, quien era sindicada como posible sucesora y que hoy fue expulsada del partido.

   Christopher Mutsvangwa, el líder de la asociación de veteranos de guerra, dijo que Mugabe habló "como si no supiera cuál fue la decisión que el partido tomó esta tarde". El partido estará encabezado en el futuro por el ex vicepresidente Emmerson Mnangagwa (75), quien además deberá suceder a Mugabe, de 93 años, como jefe de Estado.

   "El dictador ha caído, Mnangagwa relevará al déspota", dijo un alto cargo del partido. "Hicimos nuestra parte y ahora esperamos que Mugabe dimita. Si no lo hace le destituiremos", añadió.

   "Decidimos expulsar a Robert Mugabe y a su mujer Grace del partido. Vamos a escribir una misiva para informar al Parlmento de que retiraremos a Mugabe del Gobierno", explicó también Cleveria Chizemam, miembro del comité central del partido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario