El Mundo

Maduro adelantó pagos por 4.000 millones de dólares a Odebrecht

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó pagos extraordinarios por 4.000 millones de dólares para beneficiar con obras públicas a la empresa brasileña Odebrecht, luego del apoyo financiero recibido de esta para su campaña presidencial en 2013.

Lunes 26 de Marzo de 2018

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó pagos extraordinarios por 4.000 millones de dólares para beneficiar con obras públicas a la empresa brasileña Odebrecht, luego del apoyo financiero recibido de esta para su campaña presidencial en 2013. La revelación la hizo el diario paulista Estadao en base a documentos judiciales y testimonios ante los fiscales brasileños del caso Odebrecht. Hasta ahora se sabía, por lo confesado por Odebrecht ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 2016, que había entregado coimas al gobierno de Maduro y antes de Hugo Chávez por 98 millones de dólares entre 2006 y 2015. Odebrechet tiene 23 grandes obras públicas sin finalizar en Venezuela.

En los documentos publicados por Estadao, Maduro escribió de puño y letra "muy urgente" la ejecución de pagos extraordinarios de alto monto a Odebrecht, que no constaban en el presupuesto nacional, en retribución por los aportes que la constructora brasileña hizo a la campaña electoral del sucesor de Hugo Chávez en 2013.

"A cambio de 35 millones de dólares para la campaña, Maduro daría prioridad para que recursos extraordinarios cubriesen las obras de Odebrecht", afirma el diario paulista. Parte de la información surge de la declaración de Euzenando Azevedo, ex director de Odebrecht en Venezuela, quien prestó testimonio el 15 de diciembre de 2016 ante el Ministerio Público Federal brasileño. Allí describe cómo el venezolano Américo Mata se presentó como coordinador de campaña de Maduro, pidiendo "contribuciones". Azevedo condicionó la entrega de 35 millones de dólares para la campaña de Maduro a recibir garantías de que el gobierno del venezolano liberaría millonarios recursos para mantener el ritmo de las obras que desarrollaba Odebrechet en Venezuela, todas ellas de gran escala, como el metro de Caracas y un teleférico, además de un puente sobre el río Orinoco. Este último aún no se terminó, como otras grandes obras públicas. Según la agencia Reuters, el llamado "tercer puente sobre el Río Orinoco o puente Mercosur", es una de las 23 grandes obras que Odebrechet dejó sin finalizar en Venezuela. Se inició en 2006 y debía entregarse en 2011, pero en 2017 tenía un avance de solo 69 por ciento. Y el costo del puente trepó de 922 millones de dólares a 2.800 millones.

Para reforzar ante el fiscal brasileño la vinculación entre la coima de 35 millones de dólares para la campaña y la liberación de los recursos, Azevedo presentó siete documentos del gobierno venezolano, a los que Estadao tuvo acceso. Todos están firmados y comentados por Maduro. Los fondos son solicitados por Elías Jaua, figura de primera línea del chavismo y entonces a cargo de Corpomiranda, una empresa estatal venezolana.

Asesores de Lula

El Ministerio Público brasileño obtuvo asimismo valiosa información sobre el accionar de Odebrecht en Venezuela de los asesores Mónica Moura y Joao Santana, ligados a las campañas presidenciales de Lula da Silva y Dilma Rousseff en Brasil. El 2 de agosto de 2017, fueron oídos en la sede de la Fiscalía de la República, en Salvador. Santana y Mónica hacían campañas por el mundo a través de la sucursal de su empresa en otros países. En su testimonio ante el fiscal, Santana dijo que Lula da Silva le pidió por teléfono que colaborara con Hugo Chávez en la campaña de 2012, en la que logró su última reelección, poco antes de morir en marzo de 2013. Santana afirmó que existía una financiación cruzada entre las campañas del PT y el pago de las cuentas de Odebrecht en el exterior. "El vínculo de confianza con Odebrecht hizo que la empresa ayudara en pago de campañas hechas en países donde ella tenía negocios, como Angola, Venezuela y Panamá ", afirmó Santana. Maduro comenzó a liberar los pagos extraordinarios para las obras de Odebrecht menos de un mes después de ser elegido en abril de 2013.

El escándalo de Odebrecht llevó a la renuncia esta semana de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia de Perú, y antes a prisión al vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario