El Mundo

Irlanda: el Sinn Fein tuvo un gran avance en las urnas y podría formar gobierno

El partido llevaba la cruz de haber sido la rama política del extinto IRA. Ahora recibió el voto de los descontentos con el statu quo.

Lunes 10 de Febrero de 2020

La líder del partido irlandés Sinn Fein, Mary Lou McDonlad, anunció la apertura de conversaciones con otras formaciones políticas con la intención de negociar la formación de gobierno, después de que su partido hiciera una histórica elección en las legislativas del país, empatando a tres con los otros dos partidos que tradicionalmente han alternado en el gobierno. El Sinn Fein es mundialmente conocido por los tiempos en que era "la rama política del IRA", el Ejército Republicano Irlandés, el grupo terrorista que asoló Irlanda y Gran Bretaña, pero eso terminó con los acuerdos de paz de 1998. Desde entonces y hasta ahora, el Sinn Fein alcanzó resultados electorales de segundo nivel. El sábado dio el salto adelante e igualó a las dos formaciones tradicionales, Fine Gael y Fianna Fail. Estos dos inicialmente se negaron a realizar acuerdos de gobierno con el Sinn Fein, que es de izquierda nacionalista.

De las 16 circunscripciones que dieron resultados oficiales de un total de 39, en once los candidatos del Sinn Fein son los más votados, con lo que lograría al menos un representante en cada una. Así, de los 159 asientos en juego, solo están ya asignados 16, y 14 de ellos son para el Sinn Fein. McDonald ha mencionado concretamente al Partido Verde, al Partido Socialdemócrata y a Solidaridad-La Gente Por Delante de los Beneficios, tres partidos minoritarios de izquierda que también lograrían representación. "También he dicho en otras ocasiones que hablaré y escucharé a todos. Pienso que es lo que hacen los adultos y es lo que demanda la democracia", ha apuntado McDonald en Dublin, la capital irlandesa.

Ha reprochado a los líderes de los dos partidos tradicionales —Leo Varadkar, actual primer ministro, del Fine Gael, y Micheal Martin del Fianna Fail— que rechacen hablar con el Sinn Fein. McDonald reconoció que se sorprendió con el incremento del apoyo al Sinn Fein y que deberían haber presentado más candidatos. "Es una gran declaración de cambio. Ya no hay un sistema bipartidista. La gente quiere un tipo diferente de gobierno", proclamó.

El histórico líder del Sinn Fein en los tiempos violentos, Gerry Adams, aseguró que tenía confianza en que el Sinn Fein conservaría sus escaños, pero no podía prever el éxito de la formación.Por su parte, el líder del Fianna Fail, Micheal Martin, manifestó su disposición a negociar un gobierno con el Sinn Féin o con el Fine Gael y se ha reivindicado como "demócrata" que "escucha a la gente".

En campaña, Martin ha descartado cualquier tipo de entendimiento con McDonald o Varadkar. Ahora cambió de parecer. "Pienso que debemos dejar que las cosas se calmen. Evaluaremos el recuento completo y las cifras totales de escaños", indicó, sin descartar en ningún momento posibles coaliciones. Ha evitado mencionar los problemas morales con el Sinn Fein, planteados en campaña por la relación entre este partido y el terrorismo del IRA, y ha puesto el foco en un posible programa de gobierno. "Debe ser coherente, sostenible y realizable". Ahora, la pelota está en el campo de juego y tanto Sinn Fein como Fine Gael deberán ver hasta qué punto pueden acercar posiciones en temas programáticos. De otra forma, lo que fue una novedad bienvenida por muchos podría derivar en un período de inestabilidad sin salida a la vista, como señaló Martin.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario