El Mundo

Internaron a Bolsonaro en San Pablo y evaluaban operarlo de urgencia

El mandatario sufre una obstrucción intestinal, con dolores abdominales y crisis de hipo. Primero fue ingresado al Hospital Militar de Brasilia

Miércoles 14 de Julio de 2021

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sufrió una obstrucción intestinal por la cual fue llevado este miércoles a la tarde desde Brasilia a un hospital privado en San Pablo, donde se definirá si se le realizará una cirugía de emergencia, luego de haber sufrido una crisis de hipo durante 13 días, con dolores abdominales, informó la Secretaría de Comunicación Social del Gobierno.

Bolsonaro había sido internado primero a la madrugada por dolores abdominales en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia. Pero horas más tarde, su traslado fue definido por el médico Antonio Luiz Macedo, el cirujano que lo operó luego de haber recibido una puñalada en el abdomen durante la campaña electoral de 2018.

“El presidente sintió mucho dolor a las 4 de la mañana y la primera dama, Michelle, llamó a los médicos”, contó el periodista bolsonarista Alexandre García, de CNN Brasil, exportavoz del dictador militar Joao Baptista Figueiredo.

77785238.jpeg.thumb.jpg

“El presidente estuvo sedado y se encuentra bien, habló con sus colaboradores y los médicos cuando despertó, está siendo llevado a San Pablo”, dijo el ministro de Comunicaciones, Fabio Faria.

El comunicado indicó que los exámenes realizados en San Pablo determinarán si el presidente será sometido a “una operación de urgencia”.

El apuñalamiento de casi tres años atrás le provocó a Bolsonaro daños intestinales y graves hemorragias internas, por lo que el mandatario ha tenido que someterse a varias operaciones desde entonces, aunque algunas de ellas no estuvieron relacionadas con el ataque.

Bolsonaro aparentemente ha tenido problemas para hablar en distintas ocasiones en las últimas semanas y dijo que padecía un hipo recurrente.

“Pido disculpas a todos los que me están escuchando porque he estado con hipo desde hace cinco días”, dijo el mandatario durante una entrevista con Radio Guaiba el 7 de julio. Insinuó que la causa podría ser un medicamento que le recetaron después de una cirugía dental. “Tengo hipo las 24 horas del día”, señaló.

77786060.jpeg.thumb.jpg

Al día siguiente, durante su transmisión semanal por Facebook Live, Bolsonaro volvió a disculparse por no poder hablar bien debido al hipo.

Bolsonaro es objeto de una investigación legislativa en torno a su manejo de la pandemia de coronavirus y presunta corrupción en la compra de vacunas contra el COVID-19. Además, las últimas encuestas indican que podría perder las elecciones programadas para 2022.

El martes por la noche, durante una reunión de 20 minutos con sus seguidores, éstos le insistieron en que debía cuidar su salud.

El presidente debía reunirse hoy con los jefes de la corte y del Congreso, en el marco de la tensión abierta por el mandatario luego de amenazar con no reconocer el resultado de las elecciones de 2022, en las que aparece perdedor en las encuestas, en caso de que no se cambie las urnas electrónicas.

Hace una semana una encuesta realizada en Brasil por las empresas Genial Inversiones y Quaest Consultoría e Investigaciones indicó que Bolsonaro recibe un 67% de desaprobación, y que el rechazo hacia su persona es mayor que la manifestada hacia el Gobierno federal, que obtiene un 57% de reprobación.

Según la encuesta, Bolsonaro perdería hoy en una hipotética elección frente al exmandatario izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva. Las elecciones son en 2022 pero Lula suma hoy una adhesión de 41% frente a 22% de Bolsonaro, según la encuesta.

Lula, con dicho 41%, estaría a la par de todos los restantes candidatos juntos que entre todos sumarían 42%.

La caída de popularidad de Bolsonaro se explica, según la encuesta, por la mala gestión gubernamental frente a la pandemia de Covid-19, la cual es investigada por una comisión senatorial, así como por las sospechas de corrupción de su administración. En este contexto, las previsiones favorables a Lula han avanzado desde que el exlíder sindicalista recuperara sus derechos políticos el pasado mes de marzo, cuando un juez federal anuló sus condenas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario