El Mundo

Crece la pelea por el voto latino en EEUU

A días del “supermartes” 5 de febrero, cuando se celebrarán internas en más de 20 Estados, los precandidatos presidenciales estadounidenses trabajan para atraer el voto de millones de latinos, un enorme y creciente bloque electoral cada vez más decisivo a la hora de definir las carreras a la Casa Blanca.

Martes 01 de Enero de 2008

Los Angeles.— A días del “supermartes” 5 de febrero, cuando se celebrarán internas en más de 20 Estados, los precandidatos presidenciales estadounidenses trabajan para atraer el voto de millones de latinos, un enorme y creciente bloque electoral cada vez más decisivo a la hora de definir las carreras a la Casa Blanca.
  Según estimaciones, el 60% de los 16 millones de hispanos registrados para votar elegirá a su precandidato el próximo martes, incluyendo a los tres millones de hispanos de California, el Estado que más delegados dará tanto para los demócratas como para los republicanos.
  Además de California, los latinos también podrían inclinar la balanza en otros Estados con muchos delegados de los que votan el martes, como Arizona y Nueva York, donde representan el 13 y el 11% del electorado, respectivamente.
  Dado que la mayoría de los latinos —alrededor de un 57%— se declara demócrata o pro-demócrata, se espera que su impacto sea mayor en la carrera presidencial de este partido, que se juega entre la senadora por Nueva York Hillary Clinton y al senador negro por Illinois Barack Obama.
  
Ventaja de Hillary. La ventaja de 2 a 1 de Hillary sobre Obama entre los latinos en las internas de Florida y Nevada, los únicos dos Estados con una significativa población latina en los que se votó hasta ahora, generó dudas sobre la capacidad del senador negro para ganar el crucial voto hispano del “supermartes”.
  En los medios e incluso en los círculos académicos de EEUU se afianza la creencia de que los latinos no votan por candidatos afroamericanos, porque tienen prejuicios contra las personas de raza negra.
  La campaña de Hillary dice que la senadora ganó entre los latinos porque ellos tienen buenos recuerdos de la gestión presidencial de su marido Bill, cuando la economía florecía y muchos hispanos mejoraron su calidad de vida.
  Según sondeos, la senadora aventaja a Obama por 3 a 1 entre los latinos de California, donde cuenta con los apoyos del alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, quien copreside su campaña, y de la icónica Dolores Huerta, cofundadora de la Asociación Nacional de Trabajadores del Campo.
  Obama, por su parte, consiguió mucha publicidad en California gracias al apoyo de grandes ejecutivos de la industria de Hollywood como Steven Spielberg, Jeffrey Katzenberg y David Geffen, quienes también contribuyeron en engrosar las recaudaciones para su campaña. Estrellas como Jennifer Aniston y Morgan Freeman, entre otros, afirmaron que votarían por él.
  Además, el senador de 46 años asegura que los hispanos más jóvenes —que en California constituyen la mitad de los nuevos votantes registrados— lo prefieren a él antes que a Clinton, de 60 años.

Minoría republicana. Un 23% de los latinos habilitados para votar se declara republicano, por lo que se considera que el efecto de su voto es menor, aunque no desdeñable, en la carrera del partido, que tiene como candidatos favoritos al senador por Arizona John McCain y al ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney.
  Romney sacó varios avisos publicitarios en español en California, donde las encuestas le dan un leve favoritismo sobre McCain entre los latinos. Sin embargo, McCain ganó el 54% del voto latino en Florida, donde Romney cosechó apenas el 14%, y además cuenta con arrasar entre los hispanos de su Arizona natal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario