Edición Impresa

Trabajo esclavo e infantil en Córdoba, Salta y Jujuy

El Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea) halló trabajadores esclavizados y trabajo infantil en productoras de papas de Córdoba y Salta, mientras la Administración Federal de Impuestos detectó trabajo infantil en una plantación de tabaco en Jujuy.

Jueves 13 de Febrero de 2014

El Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea) halló trabajadores esclavizados y trabajo infantil en productoras de papas de Córdoba y Salta, mientras la Administración Federal de Impuestos detectó trabajo infantil en una plantación de tabaco en Jujuy.

El Renatea relevó a peones en una de las principales productoras de papa del país y en una chacra.

En el primer caso, se trata de la propiedad de Ernesto José Ciantini, dueño de la empresa DJC, donde fueron encontrados dos menores de edad y otros 30 trabajadores en condiciones esclavas.

En Salta encontraron a 18 trabajadores en una misma situación de esclavitud, en la empresa Moreno Agrícola Ganadera.

Al igual que sucedió días atrás con el hallazgo de trabajo esclavo en una finca el ex gobernador de Misiones Ramón Puerta, en estos casos es notoria la ausencia de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), que conduce Gerónimo "Momo" Venegas. Uno de los chicos encontrados en Córdoba, Emanuel Ceferino Cornejo, de 15 años, explicó a los inspectores que su trabajo era el de "cortador de papas para la siembra", cobraba 7 pesos por cada bolsa de 50 kiloos y debía permanecer en el predio de 6.30 a 11 y de 15 a 20, en total, nueve horas y media de trabajo.

Una vez realizado el corte de la papa, el joven ingresaba el producto luego de pasarlo por talco, y sin ningún tipo de medida de seguridad sanitaria, en la misma bolsa de la que había retirado el tubérculo.

El chico fue restituido a su madre y se procedió a realizar la denuncia por explotación infantil.

Inspectores de la Afip detectaron en una finca de Jujuy a ocho niños de entre 9 y 15 años trabajando en la cosecha de hojas de tabaco, y reclamaron la detención del dueño del lugar. Los inspectores denunciaron que los niños estaban descalzos y todos cumplían sus tareas sin ningún tipo de protección en sus manos, que estaban tajeadas, y no recibían paga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS