Edición Impresa

Saquemos el cambio

Complicadito el siglo XXI, para vivirlo y para transitarlo. Sobre todo en la ciudad de Rosario y en auto. Si por razones inevitables se tiene que estacionar en zona céntrica o alrededores, la dificultad...

Jueves 26 de Septiembre de 2013

Complicadito el siglo XXI, para vivirlo y para transitarlo. Sobre todo en la ciudad de Rosario y en auto. Si por razones inevitables se tiene que estacionar en zona céntrica o alrededores, la dificultad es enorme. Circulan cada vez más autos por la misma cantidad de calles. Desde la Municipalidad inventan recursos para facilitar el movimiento o el estacionamiento. Algunos de ellos dan resultado, otros no. Creo que cada uno de nosotros frente a esta realidad cotidiana, deberíamos agudizar nuestra inteligencia y colaborar para el bien de todos. No es mucho lo que podemos hacer individualmente, pero si nos esforzamos un poco y dejamos de ser marmotas, egoístas y respetamos las ordenanzas, quizás nos iría un poco mejor. Me refiero especialmente a las personas que estacionan el auto y lo dejan en cambio para que nadie se lo empuje un poquito con la cola o la punta de los dedos. Algo así como si el auto fuera esa cosa sagrada, intocable, el poder del hombre sobre la tierra. ¡Vamos! Saquemos el cambio, que el otro circulante rosarino tiene tantas dificultades como nosotros para estacionar en este mambo que es la ciudad. Y seguro que está trabajando, que está apurado, que se pone nervioso, y ese es otro riesgo. No tentemos al conductor de una enorme chata que enojado, nos rompa la caja de cambios, ni tampoco mezquinemos un pequeño espacio a otro complicado conductor.

Edith Michelotti

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario