Edición Impresa

Largó en Venezuela la campaña oficial con Maduro de protagonista

El presidente interino comenzó su periplo en el Estado natal de Chávez, de quien hizo continuas referencias. Se votará el 14 de abril.  

Miércoles 03 de Abril de 2013

A menos de un mes de la muerte del presidente Hugo Chávez y a casi seis meses de la última contienda electoral, Venezuela se sumergió desde ayer y hasta el 14 de abril en una nueva campaña electoral, dominada por la presencia del fallecido gobernante que se ha convertido en la principal bandera del oficialismo. El presidente interino Nicolás Maduro dominó la primera jornada de campaña, con actos desde el Estado natal de Chávez, Barinas. Aunque la campaña oficial comenzó ayer, al menos desde semanas antes de la muerte de Chávez el país vive en un clima de campaña electoral de alto voltaje.

Hace algo más de tres meses Maduro había iniciado una incipiente campaña, luego de que Chávez anunció en su último mensaje al país que él sería su heredero político. Pero ayer el arranque de la contienda electoral se hizo más palpable cuando las calles de la capital y de otras ciudades del interior del país amanecieron inundadas de carteles del candidato oficialista y de afiches en los que aparece el rostro de Chávez y el mensaje "Maduro desde mi corazón".

Maduro inició formal de su campaña en Barinas, a unos 600 kilómetros al suroeste de Caracas, al ritmo de una contagiosa canción de pop, similar a la que usó Chávez en su última campaña electoral, y acompañado de María Gabriela, una de las hijas del fallecido mandatario, y de un grupo de cantantes y artistas de televisión. Maduro recurrió constantemente a la figura de Chávez, quien incluso fue mostrado en pantallas de video de aquella última alocución que ofreció al país el 8 de diciembre, cuando nombró a Maduro como su único heredero en caso de que falleciera.

Desde Brasil, a su vez, le llegó a Maduro un importante aporte: un video de Lula da Silva ofreciéndole todo su apoyo.

 

"Orden de Chávez". "Este pueblo va a cumplir la orden que dio este comandante de acero y me va a hacer presidente. Este mismo pueblo nunca le falló a nuestro comandante", exclamó Maduro. El presidente interino se dijo nuevamente el "hijo de Chávez". "Juro que no voy a descansar hasta ver una patria socialista, como soñó el comandante", recalcó Maduro. Agregó que Chávez diseñó un modelo de "inspectores socialistas" para combatir la "especulación" de productos de consumo masivo y enfrentar la "guerra económica contra el pueblo". "Si ustedes me eligen actuaré con mano dura contra los capitalistas especuladores que explotan al pueblo", prometió.

Maduro se burló de Henrique Capriles, quien empezará su campaña electoral en la región oriental de Monagas, llamándolo "caprichito, caprichito, burguesito, burguesito". Maduro advirtió que la oposición estaría buscando militares que "traicionen al pueblo" y "la memoria de Chávez" para que se "presten para negarse a reconocer la victoria del pueblo". Esta frase pareció una advertencia tácita hacia las filas de las fuerzas armadas. Horas antes de la concentración, Maduro se trasladó a la localidad de Sabaneta, tierra natal de Chávez, donde se reunió con los hermanos del fallecido gobernante y visitó la humilde vivienda donde pasó parte de su infancia. Allí relató una anécdota de cariz místico (ver recuadro)

En tanto, la oposición arrancó la campaña con un "madrugonazo por el futuro de Venezuela", en todos los Estados y municipios del país. Carlos Ocariz, director nacional de campaña, explicó que en más de 100 puntos ubicados en los 24 Estados de Venezuela, los líderes regionales dieron inicio a la campaña electoral. Aseguró que en Caracas el "madrugonazo" tomó más de 70 puntos de la ciudad.

Todos los sondeos conocidos hasta ahora dan una cómoda ventaja a Maduro sobre Capriles. La oposición, más que a estas elecciones, parece apostar al futuro desgaste de Maduro y el chavismo, ante el creciente deterioro de la economía nacional, carcomida por la inflación y las devaluaciones.

Místico encuentro con un pajarito

Maduro aseguró que al orar en una pequeña capilla, totalmente solo, apareció un ave, con la que se comunicó con silbidos. “De repente entró un pajarito, chiquitico”, relató imitando un aleteo. El pájaro “se paró en una viga de madera y empezó a silbar, un silbido bonito. Me lo quedé viendo y también le silbé. El pajarito me vio raro, ¿no? Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él”, afirmó Maduro, en referencia a Hugo Chávez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS