Edición Impresa

Instalan 54 antenas y renuevan otras para mejorar el servicio de celulares

Compromiso de las empresas con el Concejo y la CNC. Claro se comprometió a poner 32 estructuras, Movistar 22 y Personal a cambiar las que tiene por tecnología más moderna.  

Miércoles 06 de Noviembre de 2013

La reunión que se realizó ayer para analizar el servicio de la telefonía celular en Rosario y optimizarlo, logró un doble compromiso por parte de las empresas. Por un lado, realizar inversiones y mejoras en el sistema en un tiempo determinado y, por el otro, dejarse controlar por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) y el Concejo, mes a mes, para asegurar que cumplan con lo asumido.

Ceferino Namuncurá, interventor nacional de la CNC estuvo ayer en Rosario reunido en el Palacio Vasallo con el presidente del cuerpo, Miguel Zamarini, representantes de las tres empresas prestadoras de telefonía celular del país, referentes de las agencias de defensa del consumidor provincial y municipal, y un grupo de ediles, para definir las acciones a llevar adelante con el objetivo de mejorar el servicio de comunicaciones por celular en Rosario.

Así, Namuncurá estimó en cuatro o cinco meses el tiempo para percibir el cambio y en un año para que sea definitivo.

El funcionario puntualizó que el mayor problema con el uso de los celulares reside en la falta de estabilidad de las llamadas. "Los mensajes, mal que mal, funcionan, el problema de verdad es con la voz. Se corta todo el tiempo y para terminar la comunicación quizás hay que llamar dos o tres veces y uno no quiere que eso pase. Uno quiere llamar, hablar, terminar y cortar, ése es el objetivo. Acá hoy estuvimos analizando por qué es que se produce esta situación", expresó. El interventor agregó que no van a intentar flexiblilizar normas municipales ni provinciales, pero que es una realidad que faltan antenas y que van a trabajar con Zamarini y con gente de todos los sectores para asegurarse de que las inversiones se realicen.

Las empresas prestadoras se comprometieron a mejorar la calidad de sus antenas. Claro instalará 32 nuevas, Movistar 22 y Personal, sin aumentar la cantidad de antenas, migrará las que ya tiene a unas de tecnología mejor. El problema de las radiaciones, agregó Namuncurá, debe ser atendido para proteger la salud de la población. Es cierto, aclaró, que pueden ser nocivas, pero explicó que las nuevas antenas, al ser más pequeñas, emiten menores radiaciones por lo que un horizonte donde haya muchas antenas de menor tamaño augura mejores comunicaciones y menor afectación a la salud.

La otra parte del compromiso para la mejora del servicio consiste en el respeto hacia el usuario manifestado en atender, finalmente, los reclamos eternos realizados contra las compañías. Cuestiones como la respuesta por parte de una persona y no sólo una máquina cuando se llama a atención al cliente, no recibir mensajes publicitarios o no deseados en los celulares con el costo que eso acarrea, la transparencia de los distintos planes y sus precios, entre otras cosas, fueron los temas tratados.

El escenario que se abre, aparentemente, es el de una colaboración entre el sector privado y el sector público para una mejora definitiva del servicio. Namuncurá destacó: "El hecho de que estemos todos reunidos acá demuestra que hay una voluntad de cooperar para mejorar. Nuestra expectativa es que en cuatro o cinco meses haya un cambio notorio en la calidad del servicio". Evitó referirse a una posible estatización de las comunicaciones ya que, dijo, no es el tema en debate en este momento y, además, consideró que "son las empresas, que han hecho grandes ganancias durante años (lo que no se pone en discusión), las que deben responsabilizarse por los inconvenientes que presenta el servicio que prestan porque también son actores sociales y tienen responsabilidades de las que no pueden desprenderse". Agregó también que lo que importa no es que el servicio sea público o privado, sino que sea el mejor posible.

Finalmente, tanto Namuncurá como Zamarini se mostraron muy satisfechos con la reunión y, en el caso de Namuncurá, muy convencido de que se podrá "hablar por teléfono de corrido".

Conclusiones

Miguel Zamarini, presidente del Concejo, se mostró muy complacido por la presencia de Namuncurá en Rosario y auguró resultados favorables para la iniciativa. Esta reunión se enmarca en una serie de tres que se están llevando a cabo con la sede local de la CNC, cuyo último encuentro se realizará el próximo 20 de este mes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS