Edición Impresa

Falleció el joven platense que se accidentó en Estados Unidos

Tomás Saraví, de 19 años, sufrió un severo traumatismo de cráneo durante un choque en Wisconsin. Sus padres cumplieron su deseo de donar los órganos, lo que permitió salvar dos vidas.

Domingo 16 de Septiembre de 2012

Tomás Saraví, el estudiante de 19 años oriundo de City Bell que se encontraba realizando un viaje de intercambio estudiantil en Estados Unidos y que había sufrido un gravísimo accidente de tránsito la semana pasada, falleció anteanoche en la sala de terapia intensiva del hospital Froedtert, de Minocqua, donde permaneció internado en estado crítico durante varios días. Alfredo Saraví y Florencia Games, sus padres, decidieron donar los órganos del joven y con ese gesto lograron que ayer mismo se salvaran dos vidas en ese país.

Por este hecho, se realizará en el estado de Wisconsin un acto público, en el cual el gobernador Scott Walker le otorgará a los familiares del estudiante fallecido una medalla de honor.

La estadía de los padres de Tomás en Estados Unidos se prolongará debido a la solicitud de la presencia de los mismos por otros actos a nivel público que harán las autoridades del Rotary Club Internacional y la escuela secundaria Lakeland Union High School, donde Tomás asistía como parte de las actividades de intercambio cultural.

"Los familiares huéspedes del estudiante oriundo de City Bell, que se habían encariñado inmensamente con Tomás, comparten el inmenso dolor" de los padres, de su tío Hugo, quien también está en ese país, y de toda la familia en Argentina.

"Si en realidad nuestra familia es grande, ahora somos más. Para todos nuestros amigos y familiares queremos que esto trascienda para que sepan que Tomi hoy es querido en todo el mundo. Tomas recibió cartas y mensajes de gente del Rotary Internacional que ni siquiera lo conocían. Cuanto amor", remarcaron los padres del chico en una carta.

Alfredo Saraví y Florencia habían viajado a Minocqua (estado de Wisconsin) inmediatamente después de conocer la noticia del siniestro.

"Recibimos un llamado a las 3 de la mañana y lo único que entendí fue «car accident» (accidente de auto). En ese momento mi vida ingresó en una especie de montaña rusa. No lo puedo entender, no lo puedo comprender, es como una montaña rusa que en un momento me largo a llorar y no puedo parar y en otros momentos como que uno se niega a creer que pasó esto", había contado el padre de Tomás a un medio estadounidense hace cinco días.

A raíz del choque del auto en que viajaba, Tomás había sufrido un traumatismo de cráneo severo que se complicó con un edema y hemorragia cerebral había explicado Patricia Desmoures, encargada del Programa de Intercambio Internacional de Jóvenes del Rotary Club en el distrito que corresponde a City Bell.

Tomás había viajado a Estados Unidos a principios de este año en el marco de un intercambio estudiantil, y fue acogido por una familia de Minocqua.

El sábado de la semana pasada, el auto en que viajaba el joven junto a sus anfitriones colisionó violentamente contra una camioneta en la región de los Grandes Lagos. Tomás sufrió gravísimas heridas y permaneció en coma farmacológico inducido y conectado a un respirador artificial. La "madre anfitriona" de Tomás, una mujer de apellido Chart, murió en el acto como consecuencia del tremendo impacto. Un hijo de 15 años de ella también sufrió heridas serias y sigue internado.

El mejor alumno. El apoderado del Instituto Manuel Belgrano —colegio del que Tomás había egresado—, Jorge Pasolo, informó que el chico había fallecido anteanoche a las 23 (hora de Wisconsin, 1 del día siguiente en Argentina), luego de permanecer en coma farmacológico, y como era donante "se le realizaron ablaciones para tres receptores en espera".

Sus allegados contaron que el joven siempre estuvo interesado en la lingüística y estaba entusiasmado con la posibilidad de seguir esos estudios en Norteamérica. "En un curso de ingreso a una facultad había sido distinguido como mejor alumno del mes", contó una amiga.

El accidente fatal se produjo el 8 de este mes, cuando Tomás, aprovechando uno de sus momentos libres, había viajado a Los Angeles, California, para visitar a sus tíos, que residen allí. A su regreso, la mujer en cuya casa se hospedaba fue a buscarlo al aeropuerto. Y cuando viajaban camino a Minocqua, una población de menos de 5.000 habitantes, chocaron con su auto Toyota azul contra una camioneta.

Debido a las tremendas heridas que sufrió por el impacto, la mujer, de apellido Chart, murió prácticamente en el acto. Y tanto Tomás como un hijo de la mujer de 15 años fueron trasladados al hospital Froedtert. (NA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario