Politica

El perottismo lanzó su espacio político y agita la interna del peronismo

Se presentó la corriente Hacemos Santa Fe, liderada por el gobernador e integrada por funcionarios, legisladores y jefes territoriales

Sábado 05 de Junio de 2021

El santafesismo puso primera. Omar Perotti lanzó ayer su espacio, Hacemos Santa Fe, junto a funcionarios, intendentes, jefes comunales y militantes del peronismo provincial que se referencian en el gobernador. La movida no pasó desapercibida para las distintas tribus del PJ y generó ruidos en un mes marcado en rojo en el calendario electoral.

Se trató de un acto virtual, del que participaron, según la organización, unos 1500 dirigentes vía teleconferencia. La conducción estuvo a cargo del secretario de Turismo de la provincia, Alejandro Grandinetti (que había iniciado su carrera política en el massismo), la ministra de Igualdad, Género y Diversidad, Celia Arena, y la vicepresidenta segunda del Concejo de la capital, Jorgelina Mudallel. El gobernador no se conectó.

En la presentación de Arena remarcó rápido que el grupo se identifica con la conducción de Perotti y su forma de gestionar. “Es una forma colectiva, eminentemente territorial, que busca consensos, que articula intereses”, indicó.

La funcionaria planteó que buscan construir un lugar específico donde debatir, construir debates y aportar ideas a la administración provincial. También, crear un sentido de pertenencia.

El nombre de Hacemos Santa Fe tiene evidentes similitudes con Hacemos por Córdoba, la coalición del gobernador Juan Schiaretti. Ambos mandatarios cultivan perfiles moderados, vínculos aceitados con el mundo agroindustrial, fe productivista y vocación de autonomía —que el gobernador de la provincia mediterránea llevó a otro nivel— frente al comando del Frente de Todos.

Sin embargo, cerca de Perotti remarcan que el nombre del espacio viene de lejos y es una reversión del “Hacemos por Rafaela” que el actual jefe de la Casa Gris usó en tiempos de campaña para intendente de la ciudad del oeste santafesino.

El antecedente inmediato de Hacemos Santa Fe, coincidieron en el acto, es el encuentro que se desarrolló a fines del año pasado en el camping del sindicato de la sanidad en Sauce Viejo. Allí Perotti hizo un repaso del primer año de gestión y buscó el apoyo de intendentes y jefes comunales tras la guerra abierta con un sector del bloque de Senadores.

https://twitter.com/HacemosSF/status/1400926228790624263

Sin embargo, en diciembre dieron el presente algunos dirigentes del primer anillo de relaciones del gobernador y que ayer no estuvieron, porque pertenecen a otros espacios del peronismo. Ese es el caso, por ejemplo, del senador Marcelo Lewandowski, que integra el bielsismo, y el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, que forma parte del rossismo.

La que sí se conectó es la nueva incorporación del plantel dirigido por Perotti: la diputada provincial Cesira Arcando, que siguiendo el tránsito del partido Fe de Cambiemos al Frente de Todos expresó esta semana su apoyo al gobernador y buscará coordinar acciones con el G6 peronista en Diputados.

Definiciones

Como separador de los distintos segmentos del acto, se proyectaron videos con el testimonio de dirigentes de diversos puntos de la provincia. Un dato de color: se colaron varios fallos de edición y la imagen por momentos estaba desfasada del audio. Rápidos de reflejos, los moderadores hablaron de la espontaneidad de los militantes y reclamaron por las leyes de conectividad, todavía trabadas en Diputados.

El acento en la provincia y la escasa mención al marco nacional en el primer tramo del acto generó escozor en algunos campamentos peronistas.

“El primer tiempo se jugó sin Nación: van 45 minutos y no nombraron ni a Alberto ni a Cristina”, se quejaron.

El que bajó el mensaje político más fuerte fue el alter ego de Perotti, el senador nacional Roberto Mirabella.

El reemplazante de Perotti en la Cámara alta defendió la gestión de la pandemia, remarcó la implementación del boleto educativo gratuito y Billetera Santa Fe, y también cuestionó a “los que ponen palos en la rueda”. “No necesitamos acuerdos con el delito para gobernar, ni que desde Buenos Aires nos digan lo que tenemos que hacer, o marcarnos la cancha, o que nos diferenciemos”, dijo Mirabella, en un mensaje teledirigido tanto hacia la oposición como hacia el campo peronista.

Y agregó: “No vean fantasmas donde no los hay, nosotros integramos y somos parte fundacional del Frente de Todos. La unidad en la diversidad que supimos construir nos permitió hacer un proyecto para gobernar Santa Fe y la Argentina. Esta unidad, que está detrás del liderazgo de Perotti, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, nos va a permitir consolidar el gobierno y nos va a llevar a la victoria”.

“Necesitamos menos división y más unión; menos odio y más amor”, remató Mirabella, con tono new age.

El acto terminó con un video homenaje al personal de salud, musicalizado con Y dale alegría a mi corazón, de Fito Páez.

Repercusiones

Donde no causó justamente alegría el lanzamiento de Hacemos Santa Fe es en el resto del peronismo santafesino, que deberá armar en el transcurso de julio un complejo rompecabezas electoral.   

Hace una semana, el jefe del bloque del PJ en la Cámara baja, Leandro Busatto, dijo que la decisión de Perotti le generó “sorpresa”.

“El gobernador debería estar por encima de cualquier discusión terrenal de la política santafesina. Tienen toda la legitimidad para hacerlo y habrá que ver cómo evoluciona eso, pero me cuesta creer que el peronismo sume más tribus cuando lo que necesita sumar es más esfuerzo”, indicó el referente de La Corriente.

Desde el 1 de mayo, la Casa Gris venía intentando reconstruir los puentes con el bloque del NES en el Senado. Sin embargo, los últimos movimientos de Perotti parecen alejar las posiciones. Para el senador sanlorencino Armando Traferri es “desacertado, o por lo menos a destiempo, lanzar una línea interna del PJ a pocos días de una elección”.

Y añadió: “Si hubiera podido opinar, hubiera dicho que el gobernador tiene que ponerse por encima de todas las líneas internas y convocarlas a una gran reunión y entre todos diagramar la estrategia electoral para 2021, una elección que cambió muchísimo a partir de la desaparición física de Miguel Lifschitz. Además, algunos funcionarios están utilizando un estilo burdo: presionaron a intendentes y presidentes comunales y les dijeron que si no aparecían en el video se los privaría de recibir los recursos que les corresponde. Esto tiene vuelo corto, en política a veces estos proyectos abortan antes de nacer”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario