Edición Impresa

El asesino de Nicole, la estudiante chilena, sería también el de Marianela

Un criminalista cree que el sospechoso detenido por el homicidio de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez mató a Marianela Rago Zapata, en junio de 2010.

Martes 18 de Noviembre de 2014

El criminalista Raúl Torre, perito de parte de la querella en la causa por el crimen de la estudiante Marianela Rago Zapata, ultimada en 2010 en el barrio porteño de Balvanera, aseguró ayer que existe la posibilidad de que Lucas Azcona, detenido por el homicidio de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez, sea el mismo asesino porque se repite el modus operandi.

Torre informó ayer a Télam que fue él quien junto al otro perito de la querella, el médico legista Juan José Fenoglio, le sugirió el viernes a la abogada de la familia de Marianela que solicitaran un cotejo de ADN entre el sospechoso Azcona y los ADN de la causa.

"No hay certeza de que Azcona sea el asesino de Marianela, pero hay que hacer los cotejos de ADN porque los dos asesinatos tienen un mismo esquema físico", dijo el perito.

Torre explicó que al hablar de "esquema físico" quiere decir que en ambos homicidios el autor "repitió algunos patrones en la selección de su víctima y de un mismo modus operandi".

Las coincidencias. "Ambos homicidios se dan de madrugada. Las dos chicas volvían de un boliche. Las dos eran estudiantes y, encima, de la misma carrera, periodismo. Tenían prácticamente la misma edad: Nicole, 21 años, y Marianela, 19, pero además, las dos eran físicamente muy parecidas", afirmó Torre al mencionar las coincidencias.

El ex comisario fundador del Servicio Especial de Investigaciones Técnicas (Seit) de la policía bonaerense -lo que hoy es la Superintendencia de Policía Científica-, agregó que "en los dos casos el ataque se da con pluralidad de heridas de arma blanca", ya que a Nicole la asesinaron de 11 puñaladas y a Marianela la degollaron y tenía en su cuerpo otras 23 lesiones cortopunzantes.

Torre comentó que en ambos asesinatos "el criminal se lleva el arma homicida consigo y termina lesionado", ya que al igual que sucedió con Azcona, cuyo perfil de ADN fue hallado en la escena del crimen de Nicole, en el caso Marianela hay dos patrones genéticos masculinos desconocidos.

Uno de esos perfiles genéticos está mezclado con el de la propia víctima en la colilla de un cigarrillo de marihuana que compartieron en el departamento y el otro ADN de un hombre desconocido está en una mancha de sangre en el jean de Marianela, que es del asesino, que se cree que se cortó mientras aplicaba las puñaladas.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que formalmente hasta ayer ninguna de las partes en el expediente -ni la fiscal ni la querella ni la defensa del único imputado Francisco Amador, ex novio de Marianela-, había solicitado en el Juzgado de Instrucción 15 el cotejo de los ADN con Azcona, aunque la jueza Karina Zucconi podría solicitarlo por su cuenta al Cuerpo Médico Forense.

El crimen de Marianela. Marianela Rago Zapata, de 19 años, fue hallada asesinada la noche del lunes 28 de junio de 2010 por su hermano en su departamento 7º "A" de la calle Tucumán 2080, del barrio porteño de Balvanera.

La joven había ido a bailar a un boliche de Palermo y regresó sola a su casa durante la mañana del domingo 27.

La autopsia determinó que Marianela murió degollada y que además quien la mató le aplicó 23 puñaladas con una cuchilla como la que desapareció del cajón de la cocina de la casa de la víctima.

Quien cometió el crimen también se llevó un reproductor de DVD, una laptop, un juego de llaves y uno de los celulares de la joven asesinada.

Una junta médica determinó este año que el intervalo postmortal fue de entre 24 y 36 horas antes de practicar la autopsia, lo que ubica la hora del homicidio entre las 19 del domingo 27 y las 7 del lunes 28 de junio de 2010, varias horas más tarde de lo que siempre se creyó.

El ex novio surgió como principal sospechoso luego de que la familia de la víctima lo acusara por su presunto pasado de maltrato e incluso de violencia con la chica.

Amador estuvo detenido unos días hasta que el cotejo de ADN le dio negativo, pero para la fiscal de la causa, Marcela Sánchez, sigue siendo el principal sospechoso, al punto que volvió a apelar el segundo sobreseimiento que en octubre pasado la jueza Zucconi le dictó para desvincularlo de la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario