Edición Impresa

Cuba y Venezuela consolidan la alianza creada por Chávez y Fidel

Maduro suscribió con Raúl Castro en La Habana nuevos acuerdos de cooperación en salud, deporte y educación. Capriles dijo que el presidente bolivariano viajó para "recibir instrucciones de su jefe".  

Domingo 28 de Abril de 2013

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Venezuela, Nicolás Maduro, reforzaron ayer en La Habana la "alianza estratégica" creada hace 12 años por sus predecesores, Fidel Castro y el fallecido Hugo Chávez, que en 2012 sumó 47 programas, por un valor de 1.600 millones de dólares. "Vamos a firmar los acuerdos de la nueva etapa de cooperación en salud, educación, deporte, para ratificar la alianza estratégica con el gobierno socialista de Cuba", dijo Maduro el viernes, antes de viajar a La Habana, adonde llegó esa misma noche.

El diario oficial Granma, anunció ayer la llegada de Maduro para participar en la "XIII Reunión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela", que ya sesiona en la capital cubana bajo la dirección del ministro de Petróleo y Minería venezolano, Rafael Ramírez, y el titular de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Isidoro Malmierca.

Cuba es el segundo país que visita Maduro tras ser electo por corto margen (un 50,66 por ciento a 49,07 por ciento), el pasado 14 de abril en unos comicios impugnados por el candidato opositor, Henrique Capriles, quien ayer criticó el viaje de Maduro al decir que fue a Cuba a recibir instrucciones de su jefe (por los Castro). "El enchufado mayor viaja a La Habana a recibir instrucciones de su jefe, siempre lo dijimos, nada más poderoso que la verdad", escribió en su cuenta de Twitter.

Capriles atacó a Maduro durante la campaña electoral de comienzos de mes, acusándole de ser el "candidato" de Cuba. Maduro respondió que Cuba y Venezuela son hermanos y las misiones sociales del gobierno, apoyadas por médicos, entrenadores y maestros cubanos, son un "milagro" para los venezolanos pobres.

La pelea por los votos. El líder opositor mantiene sus acusaciones de ilegitimidad contra Maduro debido al estrecho margen con el que fue declarado ganador de los comicios del 14 de abril, menos de dos puntos porcentuales, de un padrón electoral de 18 millones de electores.

Capriles descartó participar en una auditoría de las elecciones, después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) se negara a cumplir las condiciones exigidas para la revisión, y anunció que impugnará las elecciones. El CNE reiteró que no permitirá en la auditoría la revisión de los cuadernos de votación, donde los electores dejan sus huellas y firmas después de votar. Capriles dijo que sin ese paso el procedimiento es incompleto.

Maduro, delfín del fallecido Chávez, prometió durante la reciente campaña presidencial que se mantendría "firme" junto a Cuba en su gobierno e incluso anunció que reforzaría la relación bilateral, lo que ratificó al asumir la presidencia.

Los ejes fundamentales de esa cooperación bilateral son la venta a Cuba de unos 130.000 barriles diarios de petróleo en condiciones preferenciales de pago, y el trabajo en Venezuela de unos 40.000 colaboradores cubanos, fundamentalmente médicos, paramédicos, instructores deportivos, y técnicos. La venta de servicios médicos y especializados es la principal fuente de ingresos de la isla, superando a los 6.000 millones de dólares anuales, que proceden fundamentalmente de Venezuela.

La salvación. La alianza fomentada por Chávez y Fidel Castro en octubre de 2000, fue fundamental para la economía de la isla, sumida en una fuerte crisis desde la desaparición de la Unión Soviética y el bloque comunista, a inicios de los años 90.

Venezuela se convirtió desde entonces en el principal aliado político y económico de la isla, con unas relaciones comerciales que ya en 2010, según los datos más recientes publicados por La Habana, constituían cerca de 40 por ciento del comercio exterior de la isla. Pero la cooperación se extendió a diversas ramas, como la petroquímica, y ambos países administran una refinería en Cienfuegos, centro-sur de Cuba, donde desarrollan un polo industrial.

Los programas desarrollados también incluyeron la atención médica en la isla de más de 70.000 venezolanos enfermos y más de 676.000 cirugías oftalmológicas practicadas en los dos países a venezolanos, dentro de la "Operación Milagro", que corrige problemas de la visión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS