Edición Impresa

"Bangerz": La culpa de todo la tiene Disney

A un escándalo le suele seguir el Nº 1 en las listas de singles en Estados Unidos: Miley Cyrus quiere repetir ahora con su nuevo álbum, "Bangerz", lo que funcionó con el single "Wrecking Ball".

Viernes 11 de Octubre de 2013

A un escándalo le suele seguir el Nº 1 en las listas de singles en Estados Unidos: Miley Cyrus quiere repetir ahora con su nuevo álbum, "Bangerz", lo que funcionó con el single "Wrecking Ball". Para ello contó, entre otros colaboradores, con la ayuda de otra ex estrella de Disney, Britney Spears, que en una muestra clara de respaldo, participa en este nuevo disco de Miley.

Mucho se ha escrito últimamente sobre Cyrus, sobre su estilo punk salvaje y sobre sus actuaciones que han desatado el escándalo; sobre el fin de su compromiso o sobre el último video musical en el que aparece casi desnuda y casi siempre con la lengua colgando de su grueso labio inferior. Eso sí, con "Bangerz", el álbum completo, la que fuera estrella adolescente de Disney tendrá que mostrar ahora si es algo más que una mera estrategia de marketing basada en la provocación y el "sexo vende" que llena las páginas de la prensa rosa.

"Bangerz", que se lanzó mundialmente anteayer, es el tercer álbum de la joven de 20 años tras su carrera como la estrella de Disney Hanna Montana. Y al mismo tiempo es el primero tras la transformación de la dulce "Smiley Miley" en la rubia Femme fatale.

Hace sólo dos años cerró su papel en la serie infantil y durante estas últimas semanas posó en toples para Terry Richardson. También, desde Cher hasta Sinead O'Connor, todo el mundo parece tener una opinión sobre su viraje vital.

"Tu talento se queda a un lado dejándote prostituir por la industria musical", le advirtió Sinead en una carta abierta, recomendación a la que Miley respondió con una alusión al trastorno bipolar de la irlandesa.

La primera señal de hartazgo con su imagen de chica buena llegó en el Rock in Rio de 2010 de España y Portugal, con una actuación "salvaje" ante una audiencia aún infantil, coincidiendo con el estreno de su anterior disco, "Can't be Tamed" (indomable). Tenía 17 años y presentaba canciones pretendidamente más roqueras y de transición hacia esta nueva apuesta, que llega tan desaforada que, como su radical corte de pelo, solamente puede considerarse un ejercicio de búsqueda y de reivindicación personal con la explosiva energía de la juventud como combustible.

explosivo. Lo cierto es que Cyrus no quiso perder terreno: para el sonido de "Bangerz" se ha llevado al estudio, entre otros, a los milagrosos productores Will.i.am (The Black Eyed Peas) y Pharrell Williams.

Con el título del álbum, que significa "explosivo", Cyrus promete un pequeño espectáculo de fuegos artificiales del pop: "Nada como Bangerz", tuiteó semanas antes de la publicación del álbum.

"Intento sentar un nuevo estándar para la música pop", dijo recientemente a la edición estadounidense de la revista Rolling Stone.

Con fuerza llegó para preparar el terreno el single "Wrecking Ball", cargado de emociones aunque algo soso. Sin embargo, Cyrus alcanzó con el tema el número uno de las listas de ventas en Estados Unidos, algo relacionado probablemente con el videoclip en el que se hamaca desnuda sobre una bola de demolición y lame lascivamente un martillo a dos manos. El escándalo se tradujo en millones de clicks en internet y las cifras de ventas subieron como la espuma.

De ahí que las perspectivas sean también buenas para "Bangerz", que se abre con la balada "Adore You", marcando el tono para las siguientes doce canciones: "When You're Near Me", "I Feel Like I'm Standing With an Army" (cuando estás a mi lado me siento bajo la protección de un ejército), canta Cyrus.

La llegada del nuevo álbum se complementa con una actuación en vivo en la MTV ante una audiencia millonaria, pobre en imaginación pero muy comentada, bailando con el culo (el llamado "twerk") bien cerca de la zona genital de su compañero de baile, el opacado Robin Thicke, tres lustros mayor.

El tema central del disco vuelve a ser el amor y sobre todo, el dolor por amor. Quizá algo tengan que ver algunos textos con su separación del actor Liam Hemsworth, de 23 años, conocida recientemente. Además, es "explosivo" su dueto con el rapero Nelly. Lo cierto es que la ex princesa de Disney podría reventar este fin de semana las listas con su nuevo álbum.

la lengua. Las declaraciones de Miley sobre su disco son de todo menos humildes: "Hay discos que la gente aún escucha, como el "Bad" de Michael Jackson". Quiero que la gente escuche mi disco así". Y además: "Tengo un disco de los Pixies que significó un gran momento para mí, desde los 16 hasta los 18. Y yo voy a ser ese tipo de artista para mucha gente, así que he de asegurarme que sea lo mejor posible".

Cyrus pasó los últimos días paseando por diversos programas de televisión. Primero fue el estelar "Saturday Nigth Live", donde además de cantar sus últimos éxitos realizó sketchs y un monólogo.

El más reciente fue la entrevista en el programa Today de la NBC, donde habló sobre su show en los recientes premios MTV y su pelea con la cantante Sinead O'Connor.

"No siempre planeo ofender a la gente, pero a veces simplemente sucede", señaló, y agregó: "Creo que las personas no están abiertas a las cosas que no entienden".

Sobre la pelea con la cantante irlandesa, Cyrus señaló que a pesar de todo, la consideraba "una artista increíble". Pero rápidamente agregó: "Todo está bien. Puedes escribir tantas cartas abiertas como desee. Eso es realmente lo que haces al tener un blog. Así que tengo cartas abiertas todos los días. No es nada demasiado nuevo para mí", concluyó.

Sobre las críticas y la atención excesiva que ha recibido en las últimas semanas tras su polémica presentación en los premios MTV, la cantante señaló: "Es un poco lo que quiero, porque soy un artista. Estoy esperando recibir un poco de atención o mis ventas de discos podrían estar en problemas", bromeó.

Mientras, en el programa SNL la cantante hizo un monólogo que cerró recordando su personaje de Disney: "No voy a hablar de Hanna Montana pero les puedo informar qué ha sido de ella: fue asesinada". La cantante, que acaba de estrenar su documental "Miley: The Movement" por MTV en Estados Unidos, agregó además: "Sé que muchos me vieron actuar durante los últimos VMA's. Recibí un montón de cartas de madres furiosas, padres excitados y hasta una queja del inventor del dedo gigante, pero lo soborné con unas entradas para venir a verme hoy", concluyó generando las risas del público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS