Economía

Lousteau definirá con cada sector los incentivos para la inversión

El ministro de Economía, Martín Lousteau, retomará esta semana la ronda de diálogo con representantes de distintas cadenas productivas, destinadas a acordar políticas específicas que permitan aumentar los niveles de inversión en esos sectores y acordar pautas para reducir las expectativas inflacionarias.

Lunes 21 de Enero de 2008

El ministro de Economía, Martín Lousteau, retomará esta semana la ronda de diálogo con representantes de distintas cadenas productivas, destinadas a acordar políticas específicas que permitan aumentar los niveles de inversión en esos sectores y acordar pautas para reducir las expectativas inflacionarias.
  Si bien todavía no fueron confirmadas las fechas, trascendió que desde esta semana Lousteau convocará a un segundo encuentro a empresarios vinculados con el sector agroindustrial y la cadena automotriz. Estas ramas económicas ya visitaron el Palacio de Hacienda en diciembre, por lo que se espera que ahora comiencen a discutirse propuestas concretas.
  En ese sentido, el diálogo con el sector agroindustrial promete ser uno de los más intensos, debido a la creciente demanda mundial de alimentos y a la sensibilidad de la producción en el nivel de precios del mercado interno.
  Desde el año pasado, el gobierno lleva adelante una serie de planes con subsidios cruzados que apuntan a compensar a las empresas por lo que resignan de ganancias al vender parte de la producción a precios más bajos en el mercado interno. Por este mecanismo ya se desembolsaron fondos por 900 millones de dólares.
  Además de los planes a largo plazo, el diálogo entre el gobierno y el sector agroindustrial se desarrollará en un contexto de discusiones pendientes de resolución. Lousteau debutó como ministro de Economía en diciembre pasado con el conflicto desatado entre tamberos e industriales lácteos, producto de su propia decisión de congelar los precios de la materia prima.
  Con ayuda de las provincias y haciendo un delicado equilibrio entre los secretarios de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y de Agricultura, Javier De Urquiza, el diferendo se zanjó con un acuerdo por seis meses. En los próximos días se reunirá el Grupo Lácteo, que reúne a los actores de la cadena y a los gobiernos nacionales y provinciales) para afinar la letra de ese consenso.
  Paralelamente, largarán también en los próximos días las reuniones de la mesa de ganados y carnes para renovar el acuerdo de precios sobre el sector. Tres cámaras frigoríficas ya presentaron una propuesta para pedir compensaciones a la industria, similar a las que se destinan a otros sectores, como molineros y polleros. Otras empresas nucleadas en el consorcio exportador llegan a la discusión con despidos de personal sobre la mesa, argumentando el perjuicio que les ocasionan los cupos exportadores.
  En la cadena de trigo, las entidades de la producción renovaron su ofensiva contra el cierre de exportaciones y enfocaron sus dardos a los empresarios molineros, los que más recibieron subsidios del gobierno nacional.
Provincias. El ministro de Economía abrió paralelamente una novedosa agenda de reuniones con autoridades de los gobiernos provinciales. La primera la realizó la semana con el gobernador Hermes Binner, quien concurrió acompañado por sus ministros de Economía, Angel Sciara, y de Producción, Juan José Bertero. El gobierno provincial fue actor clave en el acuerdo lechero y probablemente lo sea también en las negociaciones relacionadas con el sector cárnico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario