Economía

Industria: se reactiva el polo informático y de electrónica de la ciudad

La demanda de equipos por la pandemia y el cambio de política industrial alientan nuevos proyectos a nivel local. Los nuevos horizontes en Rosario

Domingo 04 de Julio de 2021

No hay dudas de que la pandemia nos volvió más digital. En los hogares pero también en las empresas surgió la necesidad de mejorar la tecnología para estar conectados en el mundo on line. En medio de la crisis sanitaria y las restricciones la demanda de notebook y computadoras comenzó a crecer y las firmas locales salieron a responder a ese incremento del consumo.

Aunque lejos del volumen que se genera en Tierra del Fuego, con su régimen de promoción industrial, Rosario tiene una fuerte tradición en la fabricación y ensamble de equipos informáticos. Este sector, a partir tanto de firmas consolidadas como de nuevos emprendedores, comienza a reactivarse y alumbrar distintos p proyectos.

Impulsados por el contexto, y también por el nuevo empujón a la industria nacional, Air Computer, un jugador ya consolidado de la actividad, expandió su horizonte de producción frente a la creciente demanda. Durante 2020 la firma rosarina volcó sus recursos -económicos y humanos a responder la demanda que generó el aumento de la conectividad por la pandemia y se enfocó en la fabricación local de equipos. En principios, estuvo más orientado en la producción para cubrir las ventas de computadores para el hogar, frente a la necesidad que impuso el homeoffice, la escolaridad en modo virtual y el incremento del entretenimiento on line. Este año despegó más la venta de equipos para las empresas que entendieron que esta nueva forma de trabajo llegó para quedarse.

“Desde marzo del año pasado, Incluso un mes antes del tema del encierro, comenzó a crecer la demanda. Creció en un 50% más de lo previsto. Las estructuras estaban un poco superadas en nuestra industria pero todo se fue acomodando y hubo una buena reacción, se complicó un poco porque no todo el personal podía venir a trabajar pero por suerte nuestra empresa estaba bastante preparada”, señaló Sergio Airoldi, CEO de Air Computer, en diálogo con el programa radial “La banda cambiaria”.

El empresario destacó que están en diálogo con las autoridades nacionales para aumentar paulatinamente la cantidad de componentes nacionales en los equipos, incluso se está discutiendo una ley de promoción de la industria electrónica.

"Las cámaras empresarias y el gobierno nacional discuten una ley para la industria electrónica” "Las cámaras empresarias y el gobierno nacional discuten una ley para la industria electrónica”

Frente a la crisis sanitaria, la empresa rápidamente estaba en condiciones de mantener sus operaciones y aumentarla, pero en las empresas de otros rubros tuvieron que mover su trabajo de forma virtual. Esa necesidad y el auge del consumo de video “para estudio o entretenimiento” impulsaron la demanda de equipos.

La digitalización y movilidad del trabajo era una tendencia que se veía como inevitable. Pero la pandemia lo aceleró bruscamente. “Creo que adelantamos como diez años”, advirtió Airoldi y redobló la apuesta a las estimaciones más optimistas de transformación digital en pandemia.

El salto de la demanda provocó algunos problemas con el suministro de insumos. “Hay cierta escasez y no tiene que ver con un problema de Argentina sino por la demanda global. Nosotros podemos ensamblar y producir algunos productos con características más afines a nuestra cultura, el tema está pasando afuera y los fabricantes hoy no entregan procesadores Intel y AMD que son el corazón de una notebook o una PC. Esto está impactando en muchas industrias. Los paneles también están escasos, esto va repercutiendo hasta en la industria automotriz, también el problema de los chips ya que los autos tienen una alta inteligencia hoy en día”, reseñó el titular de Air Computer.

airoldi.jpeg

Airoldi explicó que hoy “cualquier tipo de industria va a consumir componentes que son similares o muy parecidos a los de una computadora y todo eso está repercutiendo en cierto delay en las entregas de los fabricantes de componentes”. En ese sentido, recordó que hubo demoras en la entrega de procesadores, y ahora hay demora en la entrega de pantallas o placas de video. En buena parte influyó también el tema de la minería por las criptomonedas que necesitan equipos muy potentes.

“Creemos que se va a ir normalizando todo pero no está tan cercano como uno espera. Hablando con las marcas que distribuimos siempre parece que el semestre siguiente se va normalizar, pero todo tiene que ver con que el mundo sigue con apertura y encierro de la gente y se dificulta la producción”, resaltó Airoldi.

Un tema caliente para el sector es que la escasez de componentes disparó los precios, sumado a que la cuestión de la logística se encareció. “Todos salimos a buscar y también hubo que hacer volar las cargas, la logística impacta mucho y tuvo aumentos muy fuertes. En Argentina los vuelos comerciales se complementaban con cargas chicas como las nuestras y hoy no están. Cada cosa generó un retraso. Hoy lo notamos en la placa de video por el minado (criptomonedas) que hay una escasez y también en paneles, me refiero a las pantallas para notebook o PC o celulares y los fabricantes tienen prioridad para abastecer la industria de los celulares. Cuando hay poco entregan más rápido al mejor postor y la fábrica de celulares se han puesto en primera línea, son productos más chicos y de alto valor”, explicó.

El plan Juana Manso

Las cámaras de la industria electrónica participan en las mesas nacionales de discusión para sumar más componentes nacionales a cada equipo. En ese contexto, y frente a la fuerte necesidad de generar trabajo, la propuesta oficial es que los proyectos para integrar demanden mano de obra.

El Plan Federal Juana Manso, que se puso en marcha para abastecer de notebooks a estudiantes, es parte de esa estrategia. Las ocho empresas nacionales que fueron adjudicadas para llevar adelante este proyecto para la producción de 633.000 equipos son Grupo BGH, Newsan, Banghó, Exo, Coradir, Grupo Núcleo, Dinatech y Air Computers.

Para encarar el desafío, la firma rosarina está poniendo a punto su planta de producción en Alvear. “Estamos trabajando con las cámaras y el gobierno para que se pueda hacer una migración cada vez más fuerte hacia la integración de componentes locales”, indicó Airoldi. El primer paso es sumar mano de obra local, luego integrar diseño y desarrollo y componentes. “Seguramente empezaremos por las partes más fáciles como una fuente”, indicó.

Respecto de la provisión de equipos para el programa oficial, el empresario señaló que una parte se va producir en Buenos Aires y otra en el parque industrial de Alvear. “Se están haciendo ajustes y correcciones y nos falta algún equipo automatización”. Detalló que, a diferencia de cuando se realizó el plan Conectar Igualdad, esta vez habrá mayor producción en tierras santafesinas que en bonaerenses.

El titular de Air Computer destacó que este tipo de proyectos impulsa un crecimiento importante ya que suma personal para la producción y para el área de soporte técnico.

“Este gobierno desde el primer momento planteó como prioridad dar mayor trabajo local. En una línea de ensamble trabajan entre 30 ó 40 personas. Volver a la producción local integrando tiene que ser en pasos y el gobierno lo que busca es que haya un poquito más de ocupación de gente”, relató Airoldi.

En ese sentido, precisó que “cada sector va viendo cómo lograr un reemplazo de componentes”. Desde las cámaras se están reuniendo con funcionarios del área de industria. “Vamos tratando de proponer y nos están escuchando, hay reuniones para ver una ley de electrónica, pero todo eso lleva tiempo”, indicó.

airoldi2.jpeg

Sustentabilidad

La electromovilidad también impulsa nuevos emprendimientos en el sector. Airoldi contó que hace un tiempo importaron monopatines y bicicletas eléctricas con la idea de avanzar en el ensamblado local. El proyecto quedó en stand by porque la alta demanda de computadoras obligó a volcar todos sus recursos a responder a esa necesidad. “Tengo un feeling especial para trabajar con productos sustentables, siempre estamos investigando y leyendo. En el tema de electromovilidad hace 4 ó 5 años trajimos motos eléctricas pero renegamos mucho porque no se terminaban de homologar. Es interesante y es importante la electromovilidad, repensar el consumo de combustible, y por eso también incursionamos en los paneles solares y las bicis eléctricas. Ojalá algún día podamos tener algún autito eléctrico chiquito, aunque sea un ensamble”, se ilusionó.

Prendidas a la electricidad, un puñado de pymes de la provincia avanza con proyectos de inversión. En el área de la movilidad, ya hay empresas con iniciativas avanzadas. Green Go, por caso, ya comercializa un vehículo eléctrico de última milla. Bounus trabaja en el diseño de una unidad de carga. El mismo gobierno santafesino, a través de la Secretaría de Industria, está armando un centro tecnológico de transición energética.

En el terreno de la electrónica, hace algunas semanas trascendió el plan de la empresa local Quality Systems Group SRL para armar smart TV de 32’, 40’ y 50’ en estas pampas. Así, en un par de meses, la ciudad podría sumar una nueva rama de actividad industrial. Inicialmente se prevén producir 3.500 televisores mensuales de la marca Uniglobe y paulatinamente sumar partes nacionales. El proyecto demandará la incorporación de 25 trabajadores, contaron desde la empresa que motoriza la iniciativa y es distribuidora de equipos de seguridad electrónica.

Otro frente de cambio tecnológico en el que buscan insertarse las empresas locales es el de la domótica, el diseño de sistemas capaces de automatizar una vivienda aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación.

“No pudimos avanzar demasiado porque hay que realizar una certificación y eso requiere volúmenes para comprar componentes que todavía el mercado no está para asimilar una industria de ese tipo. Pero eso que parece muy cool, de que llegar a tu casa y que se prendan las luces o el aire acondicionado, es en realidad eficiencia de consumo”, dijo Airoldi, el CEO de AIR Computer, quien destacó la importancia de los proyectos que promuevan las energías renovables.

Según el índice de producción industrial de Came, el rubro electrónico, mecánico e informático fue el que más creció en abril pasado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario