Paritarias
Martes 15 de Noviembre de 2016

Si el jueves no hay un acuerdo, se viene un paro de 72 horas de los municipales

Así lo resolvieron ayer los secretarios generales de los gremios, que irán ese día a un encuentro con los intendentes y presidentes comunales.

Ni paro, ni conciliación obligatoria, retorno a la mesa de negociación con ultimátum. Así puede resumirse la decisión del plenario de los trabajadores municipales que sesionó ayer en la capital santafesina y resolvió retomar el diálogo con los intendentes paritarios el próximo jueves. No obstante, la instancia de negociación conlleva dos condiciones por parte del sector gremial: la audiencia con los intendentes y presidentes de comuna no se producirá en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, y además contendrá un emplazamiento: si el jueves próximo (día en que fue convocada la reunión) no se arriba a un acuerdo, el órgano gremial quedó facultado para decretar un nuevo paro, en este caso de 72 horas de extensión, con movilizaciones en los municipios de la provincia.

"Vamos a concurrir a la reunión (con los intendentes y presidentes comunales) en búsqueda de un ámbito de negociación y con la intención de llegar a un acuerdo, pero no en el marco de la conciliación obligatoria, a la que cuestionamos porque creemos que no se ajusta a este hecho, que no es legítima, pero además el Ministerio de Trabajo está ausente de los otros conflictos en los que tendría que haber intervenido", consignó ayer al término del plenario gremial el secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram), Claudio Leoni.

"La incapacidad del Ministerio de Trabajo de hacer cumplir con la conciliación obligatoria a las municipalidades en conflicto, lo inhabilita a exigir el cumplimiento a la entidad sindical, además de constituir un procedimiento, a todas luces, inconstitucional", agregó Leoni.

Lo cierto es que la Festram acordó ayer en Santa Fe "encauzar el diálogo con los intendentes paritarios que solicitaron la conciliación obligatoria la semana pasada". Y al mismo tiempo, facultó a los integrantes de los consejos consultivos para que en caso de no arribarse a un acuerdo en la agenda de negociación, puedan resolver una nueva medida de fuerza, que consistirá en un paro de 72 horas para la próxima semana con movilizaciones, eventualmente a partir del miércoles 23.

Valoración. No obstante el rechazo al trámite de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial, la federación de trabajadores municipales valoró ayer ese espacio de negociación, aun cuando avisaron que formalizarán esa disconformidad en la audiencia convocada para pasado mañana, a las 11, en la céntrica sede de la cartera laboral en la ciudad capital.

Leoni explicó sobre el particular que si en la audiencia del jueves no se obtienen "los resultados que nosotros esperamos en la búsqueda de discutir con los intendentes una recomposición salarial, estamos facultados para disponer un paro de 72 horas para la próxima semana y una movilización a las municipalidades que se determinen", sin necesidad de que se convoque a un nuevo plenario.

"Las medidas de fuerza —que se desarrollarían entre el miércoles y viernes de la semana venidera— ya están planteadas, sólo esperamos avanzar para evitar llegar a su concreción", consignó el gremialista santotomesino.

Los municipales reclaman la reapertura de paritarias luego de considerar que ya fue superado por la inflación el incremento escalonado del 33 por ciento otorgado en el mes de marzo. La federación gremial pretende rediscutir con los intendentes cómo ha impactado en los trabajadores la pérdida del poder adquisitivo, que estiman en alrededor del 12 por ciento.

Aunque el reclamo de la Festram no se agota en lo salarial: también demandan la resolución de "los conflictos que atraviesan las municipalidades de Las Rosas, Rufino, San Carlos Centro, Villa Gobernador Gálvez, las localidades del Departamento San Cristóbal y la comuna de Vila, entre otras".

Por ello, ratifican que "conjuntamente con el reclamo de recomposición salarial, el plan de lucha adoptado exige también una urgente solución gubernamental a todos los atropellos contra los derechos de los trabajadores municipales y comunales", ante lo que consideran una "inacción" del Ministerio de Trabajo de la provincia.

Comentarios