mas
Domingo 20 de Noviembre de 2016

Se conocen más los riesgos, pero pocos se cuidan del sol

Un estudio realizado en 19 mil personas en 23 países reveló que el 92% sabe que la exposición al sol puede traer problemas de salud, pero el 52% no se controla los lunares o machas y sólo el 27% usa regularmente protectores solares

La bioquímica francesa Dominique Moyal habla con los ojos, con las manos y con la piel. "La gente está más informada que antes pero por lo general muchos no mejoran sus hábitos solares —señala con un gesto de aflicción la directora científica internacional del laboratorio dermatológico La Roche Posay— ni actúan responsablemente bajo el sol ni chequean regularmente su piel".

No se trata sólo de una conjetura. Realizado junto a la consultora Ipsos, un estudio global exploró los comportamientos y actitudes respecto a la exposición al sol de 19 mil hombres y mujeres de entre 15 y 65 años en 23 países. Y sus resultados son preocupantes. Aunque el 92 % de la población mundial es consciente de que una desprotegida exposición al sol puede acarrear problemas de salud, un 52 % nunca ha controlado sus lunares o manchas por un dermatólogo. Un 27 % usa regularmente protección solar facial. Y muy pocos siquiera usan protector al salir al aire libre, al correr o incluso al ir de la casa al trabajo. Y viceversa.

La luz solar es esencial para la vida. Al menos como la conocemos. Regula nuestro reloj biológico, nos proporciona la vitamina D que necesitan nuestros huesos. Pero también tiene su reverso, sus contraindicaciones. Una exposición prolongada a la radiación ultravioleta (UV), cuya principal fuente es la luz solar, y sin protección, puede provocar quemaduras solares o conducir al desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel. De acuerdo al Ministerio de Salud de la Nación, el sol es el causante del cáncer de piel en 9 de 10 casos.

Memoria

El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los seres humanos. De cada tres nuevos cánceres detectados uno es dermatológico. Según la Organización Mundial de la Salud, se diagnostican entre 2 y 3 millones de casos por año. En los últimos 30 años más gente ha desarrollado un cáncer de piel que cualquier otro tipo de cáncer. En Estados Unidos, se espera que una de cada cinco personas lo desarrolle en el transcurso de su vida.

En la Argentina no hay muchas estadísticas, ya que no es obligatorio informarlo. Pero investigadores del Instituto Leloir creen que habría entre 4 mil a 5 mil nuevos casos de cáncer de piel al año.

Se estima que niños y adolescentes —cuyo sistema natural de protección no está del todo desarrollado y por eso el daño es máximo —reciben el triple de radiaciones solares ultravioletas que los adultos. Incluso se presume que a los 18 años una persona ya se expuso al 80% de las radiaciones solares que recibirá en su vida. La piel no olvida: la acumulación con el tiempo de las radiaciones aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel.

Salvo los casos más extremos de melanomas, el tipo más agresivo y que tiende a diseminarse a otros órganos vitales, el 90% de los cánceres de piel son curables si se detectan a tiempo.

De ahí la importancia de campañas de prevención como las realizadas desde hace 23 años por la Sociedad Argentina de Dermatología (www.cancerdepiel.org.ar) y que esta vez tuvieron lugar entre el 14 y 18 de noviembre. Durante la campaña, que llevó el lema "Cuidá tu piel, es la única que tenés", los hospitales y centros médicos adheridos en todo el país ofrecieron atención gratuita a todas las personas que se acercaron a la consulta por lesiones de piel sospechosas como manchas o lunares que cambian de color o tamaño, pican o tienen bordes irregulares. Además ya está habilitada la línea gratuita 0-800-999-0723 para despejar cualquier duda.

Fotoeducados    

En febrero de este año, el actor australiano Hugh Jackman, conocido por su rol de Wolverine de X-Men y Los Miserables, fue intervenido por quinta vez para extraerle un carcinoma de células basales, el tipo de cáncer más frecuente y con mejor pronóstico. "Esto es lo que ocurre cuando no se usa crema solar", reveló en Instagram. La forma más leve de cáncer pero de verdad, nada grave. Por favor, usen crema solar y háganse revisiones regulares".

Existen varios tratamientos para estos tumores, como la llamada "cirugía micrográfica de Mohs" o terapia fotodinámica.

Dominique Moyal ha pasado gran parte de su carrera profesional estudiando el cáncer de piel y explorando nuevos y mejores métodos de fotoprotección. "La radiación solar no solo daña la piel. También favorece el envejecimiento de la piel, la aparición de arrugas y manchas y altera el ADN. Para muchas personas broncearse es una adicción. Y, si bien se lo considera signo de buena vida, en realidad, el bronceado es un daño", dice.

Para impulsar hábitos solares más saludables, esta investigadora formó parte del equipo que desarrolló UV Patch, un parche gratuito que mide la radiación solar y ayuda a prevenir el cáncer de piel. De unos 6,45 cm2, con forma de corazón y la mitad del grosor de un cabello, este sensor de tecnología flexible monitorea el nivel de radiación solar acumulado. Se puede colocar en cualquier parte del cuerpo expuesta al sol. Sus pigmentos fotosensibles cambian de color con la exposición a los rayos UV para indicar diferentes niveles de exposición solar. Solo basta con descargar la aplicación My UV Patch en el celular, disponible en Apple Store y GoogUna e Play, definir el perfil de piel, color de ojos y de cabello entre seis opciones y escanear el parche para analizar la cantidad de UV recibida por el usuario en tiempo real.

"Es como una segunda piel", señala Moyal, quien presentó el parche en el XXI Congreso Ibero Latinoamericano de Dermatología en Buenos Aires.

Exponente de las tecnologías llamdas wearable o vestibles, este parche se suma a las líneas de defensa para evitar complicaciones para la piel como el cáncer y el envejecimiento prematuro.

Entre otros consejos, se recomienda no exponerse al sol entre las 10 y las 16, usar protector solar en todo el cuerpo durante todo el año y evitar el uso de camas solares, totalmente desaconsejadas tanto por la Sociedad Argentina de Dermatología como por la OMS.

Comentarios