La ciudad
Viernes 13 de Enero de 2017

Por el aumento de las naftas, las multas en Rosario ya superan los 10 mil pesos

La normativa local vincula los montos de las sanciones de tránsito con el precio de un litro de nafta súper, que ahora ascendió a 20,39 pesos

En Rosario, el aumento en los precios de los combustibles no sólo incide en el transporte, y sus inevitables consecuencias directas en los costos, sino que también multiplica el valor de las multas por faltas de tránsito. Por una adecuación que se implementó en el Código de Faltas Municipal, en la ciudad los montos de las sanciones están vinculados al precio del litro de nafta súper. De esta manera, con la suba del 8 por ciento promedio que rige desde ayer en todas las estaciones de servicio del país, los costos de las infracciones más graves, como cruzar un semáforo en rojo, conducir alcoholizado, exceder la velocidad permitida o correr picadas, pueden superar los 10 mil pesos.

Estas cifras impactantes para el bolsillo de los ciudadanos se incrementarán nuevamente en abril, ya que en la reciente reunión entre el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, y los principales referentes de las compañías petroleras, acordaron otro ajuste de precios para ese mes, aunque su rango estará ligado a la variación del precio internacional de ese momento, el tipo de cambio y otros costos internos.

Vale recordar que en Rosario, desde hace más de tres años, la sanción por las infracciones viales se determina según "Unidades Fijas" (UF), cuyo valor equivale al precio de venta al público de un litro de nafta súper (la más barata del mercado, en este caso de YPF). Así lo establecen la ley nacional de tránsito (Nº 24.449), la ley provincial Nº 13.169, y el Código de Faltas de la Municipalidad.

Así, a través de este esquema, con la última suba del 8 por ciento aplicada al precio de los combustibles que entró ayer en vigencia, el litro de nafta súper de YPF pasó a costar 20,39 pesos y la unidad fija aumentó consecuentemente.

La normativa local también diferencia y agrupa los valores de las multas según la gravedad de la falta cometida por el automovilista, castigando con más dureza a aquellos que ponen en mayor riesgo la integridad de las personas.

Se consideran faltas graves a conducir bajo los efectos del alcohol, desobedecer los semáforos, efectuar pruebas de velocidad (picadas), exceder la velocidad permitida o cruzar una barrera ferroviaria baja. También manejar un camión por rutas o radios no permitidos, funcionar como remís ilegal o conducir teniendo inhabilitación definitiva. Las sanciones van de 150 a 500 UF, es decir, de 3.058,50 a 10.195 pesos.

En tanto, se toman como faltas medianas a circular sin casco reglamentario, conducir utilizando celular, y no respetar los carriles exclusivos o indicaciones de un inspector. También circular a contramano, no respetar el cartel de Pare, girar de forma indebida, no ceder el paso a ambulancias o conducir sin tener licencia o con una adulterada. En este rango van de 50 a 150 UF, o sea, de 1.019,50 a 3.058,50 pesos.

Por su parte, son relevadas como faltas leves estacionar en lugares indebidos: doble fila, sobre parques y plazas, sobre veredas o sendas peatonales; o en sectores reservados o delante de rampas de accesibilidad. Se incluye además las que se cometen por adelantarse en bocacalles o túneles, puentes, curvas o pasos a nivel; no respetar la prioridad de paso en esquinas o el paso a los peatones; o invadir las bicisendas. Estas multas van de 25 a 75 UF, de 509,75 a 1.529,25 pesos.

Más concientización

Según la fundamentación de la regulación local, con estas determinaciones la Municipalidad busca promover la educación, la concientización y la sensibilización en los conductores. Intenta disuadir conductas agresivas, violentas, transgresoras, que pongan en riesgo la convivencia ciudadana y la integridad física de las personas.

Estas medidas fomentan la idea de que pensar en una ciudad inclusiva, es pensar en una ciudad con espacios públicos para todos los medios de movilidad, con hábitos de buena conducta en la vía pública, donde se respeten las normas y pautas que regulan el uso del espacio común.

Las autoridades municipales aseguran que con esta actualización de los montos de las multas, junto con otras intervenciones relacionadas a la educación y concientización colectiva, se promueve un cambio en la actitud y el comportamiento de los infractores, con la intención de reducir la tasa de infracciones.

Los montos de multas se dispararon con la suba del 8 por ciento que rige desde ayer

en todas las estaciones

de servicio del país

Comentarios