Política
Domingo 23 de Abril de 2017

"La gestión del gobierno de Macri aprueba con cuatro, y raspando"

Margarita Stolbizer nació en Morón el 17 de marzo de 1955. Abogada. Diputada nacional. Lidera el partido GEN. Fue candidata a presidenta de la Nación y obtuvo el 2,51% de los votos con el frente Progresistas.

Margarita Stolbizer admite que está cercano un frente electoral con Sergio Massa, aunque se niega a decir a qué cargo competirá ella, si a diputada nacional o senadora, en ambos casos por la provincia de Buenos Aires. Considera que el massismo puede participar en Santa Fe del Frente Progresista y reivindica su alianza histórica con el socialismo.

En una entrevista con La Capital, la líder del GEN apenas le dispensa "un cuatro" a la gestión de Mauricio Macri, critica al kirchnerismo y al gobierno "por alentar la polarización" y dijo que desde la Casa Rosada "se venden espejitos de colores".

—¿Su intención es ser candidata a senadora nacional?

—No tomo decisiones personales cuando de candidaturas se trata. Nuestro partido se encuentra en un proceso de deliberación. La decisión sobre las coaliciones electorales será autónoma en cada provincia de acuerdo a lasa diferentes realidades. El partido tomará una decisión durante el mes de junio próximo.

—¿En qué punto está su relación con Sergio Massa, serán aliados en los comicios que vienen?

—Hemos construido una relación basada en el conocimiento y la confianza. Todo el año pasado también alcanzamos un acuerdo político sobre como pararnos frente al gobierno y con una agenda parlamentaria común que pudimos alcanzar en gran medida. Y con esa base estamos ahora en condición de avanzar hacia un acuerdo electoral.

—¿Qué actitud espera usted del socialismo santafesino, si es que espera alguna? ¿Cree que tendrían que sumarse al acuerdo electoral que está intentando cerrar en provincia de Buenos Aires?

EM_DASHLos acuerdos electorales no se pueden concebir de igual manera en todos lados. En Santa Fe formamos parte del Frente Progresista Cívico y Social. Nosotros queremos continuar en ese frente con el socialismo , porque con ellos constituimos una identidad común en el espacio de la centroizquierda. Ojalá el frente de Massa en Santa Fe (Frente Renovador) también pudiera formar parte de este frente.

—¿Sigue considerando al socialismo santafesino como compañero de ruta electoral ?

— Llevamos muchos años de un vinculo estratégico que se sostiene mas allá de contingencias electorales y compartimos con el socialismo una identidad basada en ideas, principios y valores, mucho mas que en acuerdos o frentes electorales de partidos.

—¿Su acuerdo con Massa impide pensar en un frente de centroizquierda, o esto es posible aun con Massa?

—Es absolutamente posible con Massa, con quien pensamos en un frente amplio y plural que atienda la agenda social, los derechos de los trabajadores, de los jubilados, de las pymes, y la búsqueda de la igualdad como horizonte de bienestar para todas las personas.

—El gobierno propugna todo el tiempo la polarización con los sectores más radicalizados del kirchnerismo. ¿Eso complica los movimientos de una tercera fuerza?

—El gobierno y el kirchnerismo alientan una polarización que es muy mala para la Argentina, y lo hacen por meras conveniencias electorales. Nosotros ni somos ni queremos ser el jamón del medio. Aspiramos a ser la mejor opción y la mejor alternativa para que los argentinos no tengan que elegir entre un gobierno insensible a las problemáticas sociales o el regreso de los que se robaron parte de lo que le falta los millones de pobres que dejaron.

—¿Está de acuerdo en la caracterización que se hace de Massa y usted como "ancha avenida del medio"?

—Como dije antes, hay un escenario hoy dividido en tres partes, pero no nos conforma. Queremos desplazar al pasado como opción. Los argentinos ya votaron a Macri para que gobierne por cuatro años. Ahora se vota cuál es la mejor oposición. Con seguridad no lo son los que apuestan al fracaso y son cómplices del saqueo. Es necesaria una oposición racional, que coopere y también ponga limites y controle.

—¿Cómo califica los primeros 16 meses de Cambiemos al frente del gobierno nacional?

—Apruebo la gestión del presidente Mauricio Macri, pero con un cuatro, raspando. No han mostrado desde el gobierno nacional los cambios que prometieron durante la campaña y tampoco aciertan ni explicitan un rumbo y un plan económico. Han cometido desde que asumieron demasiados errores y la prioridad de gestión nacional no son los trabajadores ni la generación de empleo genuino. Tampoco es una educación de calidad.

—Para bien o para mal, ¿qué es lo que más lo sorprendió de este gobierno?

—La mayor sorpresa es la improvisación en un área clave como la economía para la que decían estar preparados y tener equipo.

—¿Cuál cree que será el futuro judicial de Cristina, de acuerdo al avance de las causas judiciales que la tienen a usted como protagonista?

—Los delitos se cometieron y las múltiples causas están llenas de pruebas que así lo demuestran. La condena es un destino seguro aunque sea difícil poder establecer el tiempo. Lo importante es que como ciudadanos podamos reaccionar para que no nos vuelvan a pasar las mismas cosas. La corrupción se debe terminar no sólo por acción de la Justicia, sino por la decisión de la sociedad de no volver a convalidar las malas prácticas.

—¿Cuál el su mirada sobre la performance de la gobernadora María Eugenia Vidal? ¿Está sobregirada su gestión de acuerdo a lo que sostiene una parte del periodismo?

—La gobernadora es una gran política que se ha hecho cargo de una situación extremadamente difícil después de años de malas gestiones. No está haciendo todo bien, pero hace esfuerzos y hay que darle tiempo y recursos. Pero también creo que nosotros podríamos hacerlo mejor, sobre todo en áreas como la educación donde se necesita mucho mas que una posición de dureza frente a los maestros.

—Dijo hace poco que al gobierno "le encanta regalar espejitos de colores". ¿Cuáles serían esos "espejitos"?

—Los espejitos son una forma de encandilar para que no se vea la realidad de lo que pasa. El enfrentamiento con Cristina y los gremios es un espejito. También lo son las propagandas sobre los créditos que nadie consigue, las fotos armadas con marketing, las promesas de inversiones y las fotos de la familia ideal.

—¿El resultado de los comicios en provincia de Buenos Aires define el futuro político del gobierno?

—No creo. El futuro del gobierno nacional esta en su gestión. No se trata de ganar elecciones, sino de gobernar bien. Quieren instalar el miedo para que los voten. Nada pasa si pierden. Tienen dos años para corregir.

Comentarios