La ciudad
Viernes 28 de Octubre de 2016

Los científicos rosarinos critican el ajuste de fondos

Se manifestaron ayer en pleno centro, al igual que en distintos puntos del país, ante la poda prevista en el presupuesto nacional.

Científicos del Conicet y docentes universitarios rosarinos protestaron ayer contra el recorte de fondos en el proyecto de presupuesto nacional 2017 para la investigación, becas e infraestructura. Las concentraciones se reprodujeron en distintas ciudades del país y fueron una presión que se sumó a la de otros sectores y que derivó en que el oficialismo en el Congreso postergara hasta hoy o el martes próximo la firma del despacho de las partidas para el año próximo.

Los investigadores que se desempeñan en el Centro Científico Tecnológico de Rosario (CCT) se congregaron en la esquina de Corrientes y Córdoba. Con pancartas, tubos de ensayo y otros trabajos en desarrollo expuestos en plena peatonal, científicos y docentes universitarios se manifestaron con el recorte de partidas para el año próximo de ser aprobada la iniciativa que elevó Cambiemos al Congreso.

Más de mil personas trabajan en trece institutos del CCT y grupos distribuidos en diferentes facultades. Sus investigaciones abarcan las más variadas ramas de la ciencia, que incluyen el desarrollo para el sector productivo.

En relación al producto bruto interno (PBI), los científicos estimaron que las partidas se reducirían del 0,86 por ciento a 0,81 por ciento. "No sólo es una cuestión cuantitativa, sino también cualitativa. Es la discusión sobre la necesidad del Estado como sostenedor de la ciencia y no, como plantea el ministro nacional, Lino Barañao, que pide de rodillas a los empresarios para que sostengan la ciencia", apuntó Agustín Prospitti, referente de científicos autoconvocados.

Por su parte, Laura Ferrer Varela, secretaria general del gremio de los profesores universitarios Coad Rosario, cuestionó que el presupuesto 2017 prevé la eliminación de becas _entre otras, para terminar la carrera de Ingeniería_, el congelamiento de cargos y la disminución del 70 por ciento en gastos para infraestructura y equipamiento.

"En Rosario, concretamente, en el centro científico tecnológico hay edificios parados, que estaban destinados a institutos que están en la facultad de Bioquímica, que funcionan íntegramente en condiciones laborales y edilicias deplorables, con problemas estructurales graves", señaló Armando Cassinera, representante sindical de ATE Conicet.

Los científicos rosarinos del Conicet criticaron a su director, el rosarino Alejandro Ceccatto, que no firmó junto con el directorio la carta elevada al presidente Mauricio Macri y varios ministros.

Comentarios