Información Gral
Martes 02 de Mayo de 2017

Israel negó extraditar a un represor argentino que se fugó en 2003

Luego de dos años de deliberación, Israel decidió finalmente que no extraditará ni anulará la ciudadanía israelí del argentino Teodoro Aníbal Gauto, acusado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar.

Luego de dos años de deliberación, Israel decidió finalmente que no extraditará ni anulará la ciudadanía israelí del argentino Teodoro Aníbal Gauto, acusado por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar.

A pesar de que Gauto está acusado por violaciones a los derechos humanos y de mentir en sus documentos de inmigración, Israel decidió que no revocará su ciudadanía debido a su "buena conducta" en sus 14 años en el país, confirmó la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Gauto, ex agente de Inteligencia del Batallón 601, cambió su nombre a Yosef Carmel y ahora vive en Haifa: en la Argentina está acusado de crímenes contra la humanidad durante la dictadura, al servir en La Cacha, un Centro Clandestino de Detención (CCD) utilizado por el régimen militar.

El periodista israelí Shlomo Slutzky había presentado una petición para extraditar a Carmel a la Argentina con base en una orden de arresto de la Interpol y el pasado noviembre el Estado había anunciado que estaba considerando anular su ciudadanía israelí.

Un pariente de Slutzky había sido secuestrado, llevado a La Cacha y asesinado allí: el periodista pidió por su extradición por su supuesta participación en secuestros y torturas de activistas de izquierda, al tiempo que instó a que la ciudadanía israelí -que recibió por la fe judía de su esposa- fuera revocada.

Sin embargo, el Estado israelí rechazó sus peticiones alegando que "durante los 14 años de estadía en Israel, no ha cometido ningún delito", indicó la AJN.

El régimen militar en Argentina operaba varios campos de detención y La Cacha era considerado uno de los más brutales: funcionó cerca de la ciudad de Buenos Aires de 1976 a 1978, y los presos fueron objeto de violación, tortura y asesinato.

En 2013, el juicio se inició en Argentina con 21 soldados y oficiales acusados de abusos en La Cacha, y en octubre de 2014 15 de ellos fueron declarados culpables y sentenciados a cadena perpetua, mientras que seis fueron sentenciados a diversas penas de prisión.

Gauto se salvó del juicio porque su paradero era desconocido y la ley argentina no trata a las personas en ausencia: en 2011, las autoridades argentinas pusieron una recompensa de medio millón de pesos a su cabeza.

Finalmente fue localizado en el suburbio de Haifa, Kiryat Bialik, viviendo bajo el nombre de Yosef Carmel, después de haberse mudado de Argentina a Israel con su familia en 2003, aunque después de su exposición se trasladó a Haifa.

Comentarios