Economía
Martes 01 de Agosto de 2017

El Indec informó un rebote del 6,6 por ciento en la industria

En junio, la actividad manufacturera recuperó la caída que había experimentado en el mismo mes del año pasado contra 2015

La producción industrial creció 6,6 por ciento en junio en forma interanual y remontó así la cuesta que había experimentado el mismo mes del año pasado, respecto a su similar de 2015. Con estos números, la variación semestral quedó en cero para 2017, cuando el año pasado había sufrido una caída de 3,3 por ciento.

Apoyada en una base de comparación paupérrima, determinada por la depresión del año pasado, la actividad de la industria presentó su segunda expansión internual luego de 15 de meses de caídas continuas. Así los señaló ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Con esta suba de junio, y la mejora de 2,7 por ciento registrada en mayo, el acumulado del Estimador Mensual de la Industria del primer semestre del año quedó con saldo neutro (0 por ciento).

En la comparación de junio con respecto al mismo mes de 2016 se observaron subas en la producción de productos minerales no metálicos (18 por ciento), la industria automotriz (15,9 por ciento), el sector metalmecánico (15,4 por ciento), tabaco (15,4 por ciento), productos de caucho y plástico (9,5 por ciento), edición e impresión (8,9 por ciento), elaboración de productos químicos (5,4 por ciento), bloque de papel y cartón (3,5 por ciento), producción alimenticia (3,2 por ciento), metales básicos (0,7 por ciento) y refinación del petróleo (0,3 por ciento). El único rubro que cerró con resultado negativo fue la industria textil, con una merma del 4 por ciento interanual.

En el semestre los números son mucho más modeados. Subió 6,4 por ciento la producción de autos y 5,2 por ciento la fabricación de productos metalmecánicos; 3,2 por ciento la de acero crudo (tuvo una leve baja en el mes de junio) y 0,8 por ciento en minerales no metálicos. Hubo bajas del 2,2 por ciento en refinación de petróleo; del 4 por ciento en papel y cartón; del 7,9 por ciento en tabaco y del 14,6 por ciento en textil.

En junio del año pasado, la producción industrial había bajado 6,4 por ciento respecto del mismo mes de 2015, tras un semestre que había descendido 3,3 por ciento. El año pasado la actividad manufacturera experimentó caídas mensuales interanuales de hasta 8 por ciento. Sobre esa base se despliega el rebote de estos dos últimos meses. La utilización de la capacidad instalada es una muestra de ella. En mayo de 2017, último dato disponible, fue de 65,8 por ciento, contra 63,2 por ciento del año anterior y 69,3 por ciento del año 2015.

Los rubros vinculados a la construcción y al agro traccionan este despertar. Así lo señaló ayer el CEO de Acindar, José Giraudo, en ocasión de celebrarse l Día de la Siderurgia Argentina. "Se evidencia una mejora en la demanda de acero para la construcción y la industria en general". En el caso de la empresa de Villa Constitución, la producción aumentó 10 por ciento durante el primer semestre del año".

Las siderúrgicas están remontando la cuesta este año. Eso se refleja en los balances presentados a la Bolsa porteña. Acindar reportó ganancias por $ 4.097 millones en el primer semestre, 9,29 por ciento más que en el mismo período de 2016.

Comentarios