El Mundo
Viernes 26 de Agosto de 2016

Bolivia: mineros secuestran y matan a golpes a un viceministro

Una protesta de los obreros derivó en la "retención" de Rodolfo Illanes, quien intentaba negociar con ellos. Horas después fue asesinado

Mineros bolivianos que protestan contra el gobierno mataron a golpes a un viceministro luego de haberlo secuestrado. El viceministro de Interior y Policía, Rodolfo Illanes, murió en el poblado de Panduro, 165 kilómetros al sudeste de La Paz, tras ser tomado de rehén en una protesta minera que hace tres días paraliza todo el occidente de Bolivia. Tres mineros han muerto en el lugar en choques con la policía boliviana.

El periodista que informó de la muerte del viceministro pertenece a una radio de los propios mineros, pero debió trabajar encubierto para evitar ser objeto de la violencia de los huelguistas. "Los mineros estaban furiosos, velando a su tercer muerto. Luego pudimos ver de cerca al viceministro Illanes, estaba fallecido. El ya estaba fallecido por golpes. Tenía un poco de sangre por la nariz", relató Moisés Flores, director de la radio Fedecomin. Esta radio es de los mineros en huelga. El periodista Flores agregó que "el viceministro Illanes estaba en un cerro, cerca a una torre de energía eléctrica. Allí lo tuvieron desde esta mañana. Lo encontramos fallecido a unos 50 metros más abajo. Llegué camuflado porque (los mineros) no quieren ver a periodistas. Estamos muy asustados, nosotros estamos corriendo riesgo porque los mineros están furiosos velando" a uno de sus caídos. La muerte de Illanes no era anoche ni reconocida ni desechada por la Fiscalía General. Perol la diputada Sonia Brito, del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), confirmó en entrevista con un canal, XTO TV, que Illanes había muerto. "El viceministro Illanes fue asesinado", aseguró la legisladora oficialista.

Horas antes de morir, Illanes había hablado con una radio y relatado su situación. "No he recibido ningún maltrato. Estoy en calidad de ‘retenido' por los compañeros y han pedido varios puntos para poder viabilizar mi liberación" detalló el viceministro, según reportó radio Erbol. Illanes detalló las demandas de sus captores: el retiro de la policía y la apertura del diálogo. Pero horas más tarde el dirigente Josué Caricari relató que, debido a otro enfrentamiento con la policía, una turba enardecida de mineros se llevó al viceministro y no supo más de él.

El secuestro de Illanes se produjo en uno de los puntos de bloqueo en el departamento de La Paz, mientras daba una rueda de prensa. El ministro de Gobierno Carlos Romero dijo que Illanes fue a Panduro a persuadir a los mineros. "Esta gente le ha impedido su derecho de locomoción, lo tienen amenazado y eso no es una retención pacífica e inocente: es un secuestro y es un hecho grave", denunció. El secretario de tesorería de la federación minera, Cecilio Alanes, había dicho que Illanes fue descubierto "armado", por lo que fue "retenido". Para Alanes, era "un interlocutor retenido" a la espera de que el presidente Evo Morales fijase "día y hora" de un encuentro. El gobierno cedió y convocó a los mineros al Palacio Quemado, anunció el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, aunque no prometió la presencia del presidente. Pero horas después Illanes moría a golpes. Durante el grave episodio también fueron agredidos un fotógrafo del diario La Razón y un camarógrafo de la televisora Red Uno.

La Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) rechaza el artículo 37 de la nueva ley, que permite formar sindicatos. "No queremos sindicatos, todos somos socios y no tenemos una relación de patrón a obrero", dijo el vicepresidente de la Confederación Nacional de Cooperativas, Albino García. Pero para el gobierno el cooperativismo minero encubre casos de explotación.

Comentarios