Turismo

El icónico mar de Ansenuza renueva su magia

La conocida laguna Mar Chiquita sigue acaparando la atención de miles de turistas. Un lugar que, en base a las inversiones, potenció sus fortalezas como destino de playa y turismo para el bienestar y la salud.

Domingo 12 de Enero de 2020

Miramar de Ansenuza es la única población ribereña ubicada en el arco sur de la laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza, donde naturaleza y sociedad interactuaron a través de los años, haciendo de ésta, el centro de mayor atracción turística de la región. Miles de turistas visitan esta localidad cada año, con posibilidad de realizar excursiones a través del gran espejo de agua salada de seis mil kilómetros cuadrados, para avistar miles de aves (más de 350 especies relacionadas con ambientes acuáticos), entre ellas el emblemático flamenco rosado.

   También se pueden realizar excursiones por tierra llegando hasta los miradores de aves, granjas educativas, cultivo de hongos girgolas donde se elabora cerveza artesanal, siendo los primeros del país en incursionar en esta variedad. Se trata de un verdadero mar interior en medio de la llanura cordobesa, donde es posible realizar deportes náuticos, safaris fotográficos, recorridos turísticos en lancha y disfrutar de inolvidables puestas de sol.

Sorpresas increíbles

La Laguna de Mar Chiquita es una de esas sorpresas increíbles que la naturaleza regala. Aguas azules, que se extienden interminables hacia el horizonte, invitan a disfrutar de la belleza autóctona que ostentan estas postales únicas y siempre encantadoras.

   Nombradas por los indígenas como el Mar de Ansenuza, además de ser un deleite para los ojos de quienes la admiran, sus aguas y fangos poseen propiedades curativas que incrementan las excusas para elegirlas. Sus beneficios para la salud provienen de la alta concentración salina que posee, compartiendo características con el majestuoso Mar Muerto.

   Otra opción es visitar los criaderos de nutrias para conocer el modo de crianza y de comercialización de su piel, y sobre todo de la exquisita carne que hace años forma parte de la propuesta gastronómica de Miramar.

   La localidad invita a que los visitantes puedan disfrutar distintos puntos culturales, como el Museo Fotográfico, donde se explica mediante fotos y videos la deslumbrante historia de Miramar, con sus períodos de sequía y de inundación, como también la fortaleza del pueblo para superar cada embestida de la laguna.

Paseos para aprender

El Museo de Ciencias Naturales, donde se aprende un poco más sobre la rica biodiversidad que acompaña la laguna y se puede escuchar el canto de una importante variedad de aves. El museo de sitio Viena y una historia muy atrapante desde su construcción hasta su abandono.

   El Museo Capilla San Antonio, siendo la primera capilla croata de la provincia de Córdoba, construida e inaugurada por padres franciscanos y restaurada nuevamente al público en 2016.

   En la actualidad, Miramar se encuentra en un período de crecimiento económico y poblacional, la provincia de Córdoba junto con el municipio destinaron recursos para la construcción de un hotel cuatro estrellas y casino, remozar las diferentes playas que se colman de visitantes desde horas muy tempranas, hasta la caída del sol, aprovechando las bondades terapéuticas de sus cálidas aguas salobres, que se mantienen así durante todo el período estival. Infraestructura turística e inversiones del sector privado como la construcción de nuevos establecimientos hoteleros y gastronómicos.

   El intendente, Adrian Walker, siempre destaca que “Miramar de Ansenuza es un destino turístico auténticamante cordobés para Argentina y el mundo, que es posible disfrutar durante todo el año”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario