..

Siameses: velan a Darío y esperan la evolución favorable de Lucas

Darío, uno de los siameses que nació ayer, falleció esta mañana durante la intervención quirúrgica a la que fue sometido para separarlo de su hermano Lucas, en quien ahora están puestas las esperanzas.

Viernes 18 de Enero de 2008

Granadero Baigorria.- Darío, uno de los siameses que nació ayer falleció esta mañana durante la intervención quirúrgica a la que fue sometido para separarlo de su hermano y según confirmaron sus familiares a La Capital On Line, ya está siendo velado en la localidad de Las Rosas. Ahora, las esperanzas están puestas en la evolución de su hermano Lucas. "Hay que esperar 48 horas pero va bien", dijo su abuela.

En conferencia de prensa, Liliana Ramírez jefa de Neonatología, explicó los detalles de la riesgosa cirugía a la que fueron sometidos los siameses a menos de un día de su nacimiento: "Tal cual como ya se sabía en forma prenatal, la cirugía resultó muy favorable para el bebé que no tenía malformaciones asociadas y lamentablemente el resultado no fue bueno para el otro bebé que falleció. La cirugía no tuvo inconvenientes para el bebé en mejor estado pero fue sometido a un gran stress al soportar las condiciones de su hermano y soportar todo el stress post quirúrgico a menos de 24 horas de día y tratandose de un bebé prematuro. Esperamos que el postquirúrgico pueda ser lo más favorable posible."

La jefa de Neonatología del Eva Perón aprovechó para recordar la situación comprometida de los siameses: "El estado de los bebés desde que nacieron fue siempre muy grave, los neonatólogos estuvimos abocados a mantener la estabilidad de los bebés. Uno de los bebés tenía problemas muy graves y sí o sí hubo que operarlos para separarlos, hubiésemos querido esperar una estabilidad mayor, pero no se pudo lograr justamente porque el segundo bebé complicaba por sus patologías al bebé con mejor pronóstico." Ramírez destacó que las próximas 72 horas “serán las de mayor riesgo”

Esta mañana, antes de la cirugía, Liliana Ramírez había comentado la situación de los chicos que nacieron ayer en el octavo mes y con un peso de 3 kilos entre los dos: "Lucas y Darío fueron desde el nacimiento bebés en estado gravísimo. Trabajamos con esperanza, pero quiero aclarar que el caso es sumamente complicado". Según explicó están unidos por el hígado y por la porción inferior del torax y "uno de los bebés tiene además unos problemas muy serios: a nivel cerebral, toráxico y abdominal."

En el mismo sentido, fuentes del hospital donde se realizaba la cirugía habían confirmado a La Capital on line que la operación sería durante la mañana aunque agregaron que los dos se encontraban "evolucionado un poco desfavorablemente".

Ramírez además señaló las condiciones complejas en que se encontraban los bebés y que aún les esperaban más complicaciones: "La incidencia mundial en el caso de pacientes que nacen con esta unión es uno en 85 mil en Latinoamércica. No es tan fácil compensarlos para enfrentar una cirugía, hay uno de estos dos pacientes que por las características clínicas con las que nació está más grave y al estar unido, el otro bebé también está mal, el proceso de cirugía es un proceso que se agrega y va a complicar la situación."

Sin dejar de remarcar la gravedad de la situación aunque sin perder el optimismo, la jefa del servicio de Neonatología manifestó esta mañana antes de la intervención: "Todo depende de lo que pueda hacerse en la cirugía, hay uno de los bebés que tiene más posibilidades de vivir. Lamentablemente el hígado también es un órgano único en el cuerpo y para que funcionen los dos hígados tienen que quedar con circulación para que puedan seguir creciendo. Entiendo la esperanza en los padres y es fundamental, es natural, nosotros también trabajamos con esperanza, y esperamos que los resultados puedan ser los mejores posibles en este caso, las 72 horas posteriores serán fundamentales."

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario