Política

Frenéticas negociaciones en los partidos por las listas de diputados

En el PJ asoma Marcos Cleri para liderar la nómina. En Cambiemos se perfila una interna. Estado deliberativo en el socialismo.

Sábado 22 de Junio de 2019

Las derrotas provinciales en Cambiemos y en el socialismo hacen cuesta arriba el armado de las listas para diputados nacionales que deberán inscribir esta noche los partidos de la provincia de Santa Fe. Son para renovar 10 de las 19 bancas que posee la representación santafesina en la Cámara baja del Congreso argentino.

En el triunfante frente Juntos, donde el merecido descanso del gobernador electo Omar Perotti se convirtió en un oportuno apartamiento de un armado que sigue de modo mediato pero que le evita los posicionamientos nacionales por el que lo tironean desde la Residencia de Olivos o el Instituto Patria.

Y, sorpresivamente o no tanto, al parecer también desde las cercanías de Roberto Lavagna o Juan Manuel Urtubey. Hay versiones de que lo han sondeado. Algo que no tiene quien lo afirme o desmienta desde Rafaela. Los saludos por el triunfo sirvieron para todo y por eso "Omar se guardó rápido", dice alguien que asegura saber.

El armado sigue en manos del presidente del partido, Ricardo Olivera, y las definiciones políticas por ahora a título personal a cargo de la vice electa Alejandra Rodenas o el diputado reelecto, Leandro Busatto.

Aun así los peronistas fueron los únicos que ayer habrían producido una definición. Su cabeza de lista será Marco Cleri y no Roberto Suckerman. Las fuentes que le dijeron eso a LaCapital, allegadas al derrotando candidato a intendente de Rosario, aseguran que éste se puso intransigente en reclamar el primero lugar de la nómina. Y que recibió como respuesta el nombre del actual diputado. El silencio de Suckerman que no atendió ayer el teléfono a la prensa abona las tensiones de la hora.

¿Esa unción es definitiva? Hasta la medianoche de mañana no lo es en el PJ ni en ninguno de los restantes partidos donde las discusiones son febriles no porque falten candidatos, que en política siempre sobran. Lo que faltan son nombres indiscutidos y estrategias nacionales definidas. Si Perotti prefiere por ahora dedicarse al armado de su gobierno y dejar que los primeros lugares lo diriman los kirchneristas (una forma de saldar apoyos) en Cambiemos y el socialismo pasa otro tanto.

O peor. Corral perdió las elecciones pero de todo Cambiemos es el único que tiene más de 300 mil votos en el bolsillo. Y si algo no le sobra a Macri son votos como para desperdiciar. El acuerdo primigenio por el cual el diputado provincial Federico Angelini se bajó de candidatura a gobernador para dejar solo a Corral a cambio de que se le garantizara la cúpula de la nomina de diputados nacional ha perdido densidad ante la mishiadura de adhesiones que aqueja al oficialismo nacional.

Los radicales aseguran que habrá lista de unidad. Saben que Macri precisa los votos que sacó Corral, o un porcentaje de tales al menos, y que no hay ningún PRO en la provincia que pueda proveerlos per se. Ni siquiera Roy López Molina a quien, esto admitido ya, han tentado desde algún sector. Es más, el sector amarillo enfrentado a Angelini, lo trata de convencer lidere una lista en la interna.

En el socialismo apareció ayer el nombre Verónica Irizar aunque no es novedoso para presidir la nómina de postulantes. Habrá que ver si la seguridad con que lo mencionaban ayer se mantiene hasta esta noche aunque en el socialismo el problema es el más serio porque es la fuerza que está afrontando una interna que si no la ponen rápidamente en cauce hará estragos en el futuro partidario mismo.

La decisión de Bonfatti, pese a los votos que tiene de no jugar en la elección nacional si es que se mantiene, deja en manos de su archiadversario interno, Miguel Lifschitz, un armado que los socialistas tiene que definir mientras tragan el vitriolo de la derrota provincial y hacen gárgaras por tener que apoyar a la que a la postre terminaría siendo la fórmula presidencial más conservadora de todas, por la que encabezan Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey. Por mucho menos, hace apenas nada, lo prendieron fuego en una plaza pública a Luis Contigiani.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario