Policiales

Un nene de 9 años baleado al quedar en medio de un tiroteo entre bandas

Fue la tarde del sábado en la zona noroeste de la ciudad. Un tiro lo alcanzó en la cabeza y está grave. La mamá del chico dijo que el tiroteo fue entre vendedores de droga. Quemaron el búnker.

Lunes 26 de Diciembre de 2011

Nicolás Lautaro Ceballos tiene 9 años y no pudo festejar la Nochebuena con su familia en su humilde casa del barrio La Bombacha, un asentamiento precario que se levanta en la zona noroeste de la ciudad. El sábado a la tarde recibió un balazo que le atravesó la cabeza en medio de un tiroteo protagonizado, según sus familiares, por dos bandas que se disputan el control de la venta de estupefacientes en la zona. Como consecuencia del ataque, el nene fue internado en grave estado en el hospital de Niños, mientras que los vecinos de la víctima reaccionaron indignados, rociaron con combustible un búnker donde se comercializaba droga y le prendieron fuego.

María, la mamá de Nicolás, es una mujer enjuta. Está sentada en la sala de espera de terapia intensiva del hospital de Niños "Víctor J. Vilela". A su lado está Daiana, uno de los cinco hermanos que tiene el nene baleado. La mujer habla con tranquilidad, pero no puede disimular el miedo que la invade por una posible represalia de quienes comercializan estupefacientes, al parecer, a la vista de todos los habitantes de la villa enclavada en Schweitzer al 8500, en el cruce con Sarratea.

Testigo indefenso. Cerca de las 16.30 del sábado, Nicolás estaba comiendo un sandwich en la puerta de su casilla ubicada en Schweitzer al 8500. Enfrente de su casa, en un descampado donde los pibes del barrio improvisaron una canchita de fútbol, estaban dos jóvenes de entre 20 y 25 años que, según los parientes del nene, custodiaban el búnker donde se vendía droga ubicado por Sarratea, a unos cincuenta metros de la vivienda de los Ceballos. En ese momento entraron en acción otros dos muchachos que se movilizaban en una moto. Los recién llegados se detuvieron a pocos metros de donde estaban los soldatitos. "Los de la moto empezaron a tirar y los que estaban en el campito le respondieron", contó María.

Unos cinco balazos resonaron en la barriada y uno de los proyectiles alcanzó a Nicolás en el parietal derecho. El chico se derrumbó malherido. Las estampidas inquietaron a los Ceballos y salieron a la calle. "Mi papá, cuando lo vio a Nico tirado en el suelo creyó que estaba haciendo una broma porque suele hacer esas cosas. Pero después, cuando le corrió la mano de la cara, se dio cuenta que estaba herido", contó Daiana. En ese momento, la chica recordó el "presentimiento" que tuvo cuando se levantó el sábado acerca de que algo malo ocurriría.

Reacciones.La angustia de los padres de Nicolás, quien el próximo mes de febrero iniciará el 5º grado en la escuela Ceferino Namuncurá, dio paso a la desesperación cuando la ambulancia del Sies, según dijeron, no aparecía mientras observaban al nene herido en el suelo. Entonces, un vecino subió al chico a un auto y lo llevó al Hospital de Emergencias. Desde allí, una ambulancia lo trasladó al Hospital de Niños.

En tanto, tras la balacera los motociclistas se esfumaron, pero sus contendientes no pudieron salir con rapidez de la escena del suceso. Cuando los vecinos se enteraron de lo que había ocurrido decidieron hacer justicia por mano propia. "A los que estaban en el campido quisieron pegarles y después quemaron y destrozaron el lugar donde vendían droga", contó María.

Al parecer, la motivación del tiroteo fue una disputa territorial por el control de la venta de droga en la zona. "Los tipos que iban en la moto hacía una semana que habían llegado al barrio", contó un pariente de Nicolás.

Ayer a la tarde, María lucía con la esperanza de que el hijo se recupere. "Los médicos me dijeron que fue una suerte que no haya perdido el conocimiento, pero me comentaron que hay que esperar 72 horas para ver cómo evoluciona", señaló la mujer. Y contó que el nene balbuceó algunas palabras ayer a la mañana mientras acariciaba las manos del papá en la sala de terapia intensiva donde está internado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario