Policiales

"Teletubi" Acosta fue detenido tras su espectacular evasión del Centro de Justicia Penal

El peligroso delincuente se fugó caminando el 20 de diciembre del tribunal. Se escapó frente a policías y fiscales, antes de firmar un juicio abreviado.

Jueves 23 de Enero de 2020

Pasadas las 11 de la mañana de ayer Ariel "Teletubi" Acosta, uno de los prófugos más buscados de la provincia, estaba desarmado en una estación de servicios de Arijón y Ayacucho. El muchacho pasaba como un anónimo más en medio de vecinos y clientes del local de la zona sur de la ciudad hasta que en un abrir y cerrar de ojos un par de hombres de civil que esperaban pacientemente se arrojaron sobre él al grito de "policía". Así "Teletubi" volvió a caer a manos de efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que se lo llevaron esposado en un auto rojo.

A Acosta lo buscaban desde el pasado 20 de diciembre cuando protagonizó una cinematográfica fuga de los calabozos ubicados en el subsuelo del Centro de Justicia Penal (CJP) minutos antes de firmar un juicio abreviado a 13 años de prisión por asociación ilícita y tentativa de homicidio. Su evasión motivó un escándalo institucional y dos penitenciarios fueron imputados por facilitar la fuga.

El escape

Durante 33 días "Teletubi" fue, oficialmente, el prófugo más buscado por la policía de Santa Fe. El mediodía del 20 de diciembre pasado estaba en la celda 11 del subsuelo del CJP. Un agente penitenciario abrió la cerradura de la celda lindera para ingresar a otro detenido pero omitió trabar la puerta. Cuando el lugar quedó sin custodia, Acosta aprovechó su chance y salió del calabozo. Subió por una escalera interna hasta un sector de celdas transitorias que comparten las salas de audiencias 1 y 2 del primer piso. Entró a la segunda de ellas, donde no había actividad, y caminó hasta la puerta que da al pasillo por el que circulan público, fiscales, policías y todo aquel que esté realizando trámites en el lugar.

Luego, ya en el espacio público, bajó por la escalera hasta el hall de acceso principal del edificio sin llamar la atención de los guardias ubicados sobre los pasillos y se fue por la puerta de calle Sarmiento y Rueda. Tomó un taxi y desapareció. Todo fue registrado por las cámaras del edificio público y expuso serias deficiencias en la seguridad interna del lugar donde 12 empleados controlaban a 90 presos y las llaves de las puertas no alcanzaban para todos.

Por la fuga de "Teletubi" los penitenciarios Oscar O., de 29 años, y Damián F., de 35, fueron imputados. Este ultimo está bajo prisión preventiva pero ambos sos sospechosos por el delito de favorecimiento doloso de evasión, aunque todo indica que la fuga obedeció a una cadena de negligencias y no a un pacto previo.

La fuga, además, coincidió con la asunción de las nuevas autoridades provinciales y el traspaso del Servicio Penitenciario del área de Seguridad al Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, lo que encendió una hoguera de lecturas sobre el hecho.

¿Quién es?

A los 28 años "Teletubi" Acosta es un muchacho con renombre en los monoblocks del Parque del Mercado y del barrio Municipal de Grandoli y Gutiérrez, en el sudeste rosarino. Al menos durante los últimos tres años estuvo ligado a la estructura delictiva de René "El brujo" Ungaro, Carlos Jesús "Pelo duro" Fernández y Lautaro "Lamparita" Funes. Una banda violenta que en su enfrentamiento con quienes responden al grupo comandado por Alexis Caminos y su ex socio, el ejecutado Ariel "Tubi" Segovia, regaron de sangre y muerte buena parte del sudeste de la ciudad.

El 20 de diciembre "Teletubi" y Brian Ismael "Pocha" Sánchez (uno de los tiratiros más pesados de la banda Ungaro/Funes) debían sentarse ante los jueces José Luis Suárez, Carlos Leiva y Juan José Alarcón para firmar procesos abreviados por varios hechos violentos. Acosta iba a aceptar una pena única de 13 años de prisión por la tentativa de homicidio del quiosquero Sergio Cecchini, baleado en diciembre de 2016 y fallecido en febrero de 2017.

Pero su fuga motivó la suspensión de esa audiencia y "Pocha" Sánchez debió esperar hasta el lunes siguiente para firmar una condena a 20 años como protagonista de los homicidios del comerciante Cecchini y de los jóvenes Alberto Luis "Cachi" Ruiz Díaz y Walter Daniel Mena, ambos perpetrados en octubre de 2016; además de las tentativas de homicidio contra Milton Daniel Sánchez y Cristian Ariel León.

Fuentes de la investigación, en manos de los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, ambos de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, indicaron que una serie de escuchas terminaron de sellar ayer la suerte de "Teletubi" Acosta. Así se supo que en los 43 días que estuvo prófugo alternó una serie de domicilios en la zona sur y sudoeste del departamento Rosario. De él se escuchó hablar en la parte más empobrecida del barrio República de la Sexta, en Tablada, en villa Banana y en el paraje Las Carolinas entre otros lugares. Sobre la base de esas escuchas los investigadores montaron ayer un operativo en una estación de servicios ubicada sobre Ayacucho entre Arijón y Centenario. Cuando Acosta salía del bar de la estación, en la que estuvo junto a su madre y su hermano, fue detenido por agentes de civil. El muchacho, llamativamente, no tenía armas ni celular.

Su apodo resonó el miércoles 8 de enero en el marco de la investigación del asesinato de Matías Amaral, de 23 años, ocurrida en un quiosco de venta de drogas de Ituzaingó entre Chacabuco y Esmeralda, en el barrio República de la Sexta. A las 3.30 de ese día la víctima estaba dentro del quiosco cuando media docena de hombres bajaron de un Renault Trafic blanco que estacionó frente a una casa usurpada de Ituzaingó 34 bis en la que, según los vecinos, se vendía droga.

Como en una película los hombres de ropas oscuras bajaron de la Trafic, patearon la puerta del garaje al grito de "policía" y ejecutaron a Amaral con unos 15 disparos calibre 12/70 y 9 milímetros similares a los usados por la policía. "Esa era para «Teletubi», que andaba aguantado en uno de los pasillos de la cuadra. Se equivocaron de lugar, pero era para él", dijo un vecino de la zona. Una versión que también llegó a los fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Cercado

"«Teletubi» estaba muy cercado. No pudo salir de Rosario, y andar escondiéndose cuesta mucha plata. La calle está muy pesada y un tipo como él tiene la cabeza con precio", explicó un investigador consultado ayer tras la captura. Otro golpe a la logística de "Teletubi" ocurrió el martes a la noche cuando fue detenida Andrea Gisel "La guachina" G., de 31 años y supuesta pareja de Acosta. La mujer cayó en la zona de Grandoli y Lamadrid cuando circulaba en un Chevrolet Corsa junto a un joven de 23 años. Cuando los agentes de la Brigada Antinarcóticos de la policía registraron el auto se toparon con que llevaban un ladrillo de marihuana. Ambos quedaron detenidos a disposición de la Fiscalía Federal en turno.

¿Por qué "Teletubi" no se fue de la ciudad? ¿Qué tropelías cometió en estos 43 días como para que sus amigos le dieran la espalda? ¿Atacó la casa de familiares de "Pocha" Sánchez?, como se dice en la calle. Interrogantes que se irán develando en las próximas horas. "Teletubi" ahora está preso y no habrá audiencia imputativa ya que ese delito no puede imputarse según precisaron desde el área de prensa de la Fiscalía Regional porque no hubo violencia ni intimidación para lograrlo.

¿Cómo sigue la historia? Por el momento Acosta fue alojado en la cárcel de Piñero. Una alternativa es que su abogado se siente nuevamente con los fiscales a delinear un acuerdo abreviado que deberá ser aceptado por los familiares de las víctimas; o en su defecto irá camino a un juicio oral y público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario