Policiales

Sospechoso del homicidio de un policía en un tiroteo se negó a declarar

El detenido por el crimen de un policía asesinado el jueves último en la ciudad bonaerense de San Pedro cuando quiso evitar un robo y se tiroteó con dos ladrones, uno de los cuales murió, se negó a declarar y seguirá preso.

Miércoles 31 de Enero de 2018

El detenido por el crimen de un policía asesinado el jueves último en la ciudad bonaerense de San Pedro cuando quiso evitar un robo y se tiroteó con dos ladrones, uno de los cuales murió, se negó a declarar y seguirá preso. Se trata de Roberto Gerardo Branto Ayala, de 56 años y apodado "El Zurdo", quien al momento del homicidio estaba prófugo por violar una salida transitoria y cuando lo capturaron herido le secuestraron dinero que sería parte del botín sustraído.

El acusado fue indagado el lunes y le imputaron el homicidio calificado del oficial Nelson Lillo, de 27 años; el robo agravado al repartidor de galletitas asaltado; la tentativa de robo de un auto en la fuga y portación ilegal de arma de guerra. Ayala se negó a declarar y seguirá detenido a disposición del Juzgado de Garantías Nº 3 de San Nicolás, que además dejó sin efecto la captura de un hijo del Zurdo, luego de que perdieran fuerza datos aportados por un testigo.

Los investigadores presumen que en la moto que interceptó al camión repartidor iban el fallecido Pablo Morel y Branto Ayala. Se cree que éste escapó herido tras el tiroteo con el policía Lillo, junto a un tercer cómplice que actuó de campana y a quien se intenta identificar.

Branto Ayala fue detenido la tarde del sábado pasado en San Pedro con una identidad falsa, 19.900 pesos y una herida de bala en el abdomen y otra en un brazo. Estaba prófugo desde el 17 de octubre cuando violó una salida transitoria al no regresar a la cárcel Federal 19 donde purgaba una condena por robo .

El jueves

El crimen de Lillo ocurrió el jueves a las 11.30, cuando la víctima intervino para evitar el robo de un camión distribuidor de galletitas. Junto a su compañera se tiroteó con los asaltantes, uno de los cuales murió. El otro —se presume que era El Zurdo— huyó herido con el dinero robado a los repartidores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario